elnuevodiario.com.ni
  •   Morelia, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de civiles armados disparó contra un convoy de policías de Michoacán (oeste de México) e incendió varios vehículos, en hechos violentos que dejaron cinco civiles y dos policías muertos, informó este martes la fiscalía local.

Los policías estatales "se encontraron con un grupo de personas que accionaron en su contra armas de fuego" durante un patrullaje carretero en el municipio de Apatzingán, indica un comunicado de la fiscalía de Michoacán.

Los agentes repelieron el fuego y, "durante estos hechos, murieron dos elementos" de la policía y otros cinco resultaron lesionados, añade el parte.

Según las primeras investigaciones, horas después del tiroteo los civiles armados regresaron al lugar de los hechos para incendiar dos patrullas y una camioneta, así como para rociar con gasolina un camión de carga y un vehículo remolque que transportaba maquinaria pesada.

En el interior de la camioneta "se localizaron los cuerpos calcinados de dos civiles", y los otros tres cadáveres fueron hallados en el camión y el remolque con "heridas producidas por proyectil de arma de fuego", indicó la fiscalía, que aún no determina si los civiles murieron durante o después de la balacera.

Además, la dependencia asegura que "no ha sido localizado un elemento" de la policía, por lo que soldados y agentes realizan una búsqueda.

Apatzingán (100,000 habitantes) es punto neurálgico de la economía de la violenta subregión de Tierra Caliente y fue el bastión de Los Caballeros Templarios, un sanguinario cártel que asoló Michoacán durante años.

La violencia en Michoacán se acentuó en 2013 con el levantamiento de milicias de autodefensas que tomaron las armas contra los Templarios, que finalmente fueron desmantelados por las fuerzas federales.

Así, las milicias -cuyas tropas se fueron dividiendo bajo mutuas denuncias de colusión con el narcotráfico- fueron desmovilizadas por el gobierno en mayo del año pasado y algunos de sus miembros fueron incorporados en las oficiales fuerzas rurales.

Sin embargo, "las cosas no están bien", reconoció el presidente municipal provisional de Apatzingán, Alejandro Villanueva, en entrevista con Radio Fórmula.

El 6 de enero pasado, también en Apatzingán, fuerzas federales irrumpieron en la alcaldía para desalojar a decenas de policías rurales, quienes la habían ocupado en protesta por su desintegración.

El operativo dejó nueve muertos por fuego cruzado y más de 40 detenidos según las autoridades, que aseguran que los rurales estaban fuertemente armados.

Sin embargo, muchos pobladores aseguraron que los rurales sólo llevaban palos y piedras y una nota periodística denunció que los agentes habrían masacrado a 16 civiles. Esto llevó a la fiscalía general a abrir una investigación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus