•   Hong Kong  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Consejo Legislativo (Legco) de Hong Kong comenzó a discutir ayer un proyecto de reforma electoral impulsado por el gobierno favorable a Pekín, pero rechazado por los militantes prodemocracia.

El proyecto de ley determina el sistema de elección para 2017 del poder ejecutivo de la excolonia británica, que en 1997 pasó a ser un territorio de China que goza de cierta autonomía.

Los parlamentarios debaten la norma y este mismo jueves podría tener lugar la votación. Pero 27 diputados prodemocracia anunciaron que van a votar en contra del proyecto, por lo cual la ley no obtendrá los dos tercios necesarios para ser aprobada.

El anuncio de la reforma había provocado en 2014 un movimiento de protesta masivo, conocido como el “Movimiento de los Paraguas”, impulsado por los militantes prodemocracia.

Centenas de manifestantes estaban concentrados frente a la sede del Legco, cuyos accesos estaban protegidos por barreras metálicas y policías en uniforme.

Apoyo de oficialistas

Por su lado, los partidarios del Gobierno agitaban banderas chinas y gritaban eslóganes favorables a la reforma electoral.

El rechazo del proyecto puede reavivar las divisiones políticas del 2014, cuando durante dos meses miles de manifestantes paralizaron una parte de la ciudad, dijo a la AFP el politólogo Sonny Lo.

“Pekín va a señalar a los demócratas que torpedearon el proyecto de reforma política que el Gobierno central considera que representa una verdadera concesión” para los habitantes de Hong Kong que reclaman más democracia, explicó Sonny Lo.

La número dos del Ejecutivo, la diputada Carrie Lam, advirtió al inicio del debate que si no se aprobaba el proyecto “el desarrollo político quedará en un punto muerto”.

Visto bueno de Pekín

“Este Gobierno no podrá reactivar el proceso” de reformas si se rechaza el proyecto, advirtió Carrie Lam.

El proyecto de reforma, elaborado por el gobierno de Hong Kong bajo el control del Gobierno central chino, prevé por primera vez la elección del jefe del Ejecutivo por sufragio universal.

Hasta ahora el jefe del Ejecutivo era elegido por un colegio de grandes electores leales a Pekín.

Los opositores se oponen al proyecto porque los candidatos a la elección tendrán que contar con el visto bueno del Partido Comunista de China (PCC).

Futuro preocupante

La oposición lanzó una nueva campaña de movilizaciones cotidianas, pero hasta el momento no ha tenido el mismo éxito que el año pasado.
Por su parte, el gobierno chino advirtió que Hong Kong, que goza de una autonomía y de libertades inexistentes en China continental, tendrá un futuro preocupante si rechaza el proyecto de reforma.

El resultado de la votación deja abiertas muchas incógnitas sobre el futuro del camino democrático para Hong Kong.

“Será el fin del debate sobre la democracia para Hong Kong”, señaló a Efe Robert Chow, líder de la organización Alianza por la Paz y la Democracia a las puertas del Parlamento, augurando el fracaso de la protesta.

“Abre puertas para trabajar y educar desde las bases para crear un ambiente político y social más democrático para todos”, declaró a Efe Sam Yip, miembro y fundador de la plataforma “Ciudadanos en contra de la campaña de pseudosufragio universal” que aglutina a decenas de organizaciones y se consolida como la predecesora del “Movimiento de los Paraguas”.

Mientras, un portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang, dijo en Pekín que la reforma aprobada por la Asamblea Nacional Popular podría mejorarse de acuerdo con el desarrollo de las realidades del pueblo de Hong Kong.

Por ello, Lu pidió de nuevo el voto para sacar adelante la reforma y que los hongkoneses “puedan aprovechar esta oportunidad y dar así un histórico paso adelante”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus