•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, se reunió ayer con dirigentes israelíes y palestinos para exponer sus ideas y poder reactivar el proceso de paz y se topó con la intransigencia del jefe del gobierno israelí, Benjamín Netanyahu, de aceptar un nuevo mediador internacional.

“La paz solo vendrá de las negociaciones directas entre las partes, sin condiciones previas. No vendrá de resoluciones de la ONU que pretendan imponernos desde el exterior”, sostuvo tajante el primer ministro israelí al comienzo de la reunión que mantuvo en Jerusalén con Fabius.

La visita de Fabius a la zona suscitó gran expectación, porque se trataba del primer intento por parte de una de las denominadas potencias internacionales de revivir el bloqueado proceso de paz, tras las elecciones celebradas en Israel en marzo pasado.

El jefe de la diplomacia francesa concluyó con un resultado incierto la visita de dos días a la región, con la que vino a exponer una nueva fórmula para un proceso limitado de negociación, presumiblemente de 18 meses, que debería culminar con el establecimiento de un estado palestino.

Francia trata de buscar el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU a su iniciativa en forma de resolución. Pero antes siquiera de que hubiera trascendido que los líderes de ambas partes en conflicto la analizaban seriamente, el primer ministro israelí ya le daba carpetazo.

El ministro francés ha analizado la cuestión con el gobierno egipcio y el rey jordano Abdalá II así como representantes de la Liga Árabe y avanzó que pronto hará lo propio con los ministros de Exteriores de la UE y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus