•   Susa, Túnez  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Unos 2,500 visitantes han salido tras el atentado del viernes en hotel Marhaba Imperial en Túnez, donde dos yihadistas abrieron fuego contra los turistas, pero algunos han decidido quedarse en el puerto turístico, pues consideran que el huir daría la victoria a los terroristas.

Así lo expresan Jan y Annie, una pareja de holandeses, quienes permanecen sentados en una de las terrazas casi vacías del puerto turístico.

“Eso significaría que los terroristas han ganado. Que han logrado lo que buscaban, hacernos vivir bajo el miedo. Hoy teníamos planeado venir a este puerto y es lo que hemos hecho”, declaró a Efe Annie, que, como su marido, prefiere no revelar sus apellidos.

Ambos fueron testigos directos de la masacre, que Jan conserva en su teléfono. Estaban en la playa aledaña al hotel Marhaba Imperial, de la cadena española RIU, cuando los dos yihadistas sacaron sus armas y abrieron fuego a discreción contra los turistas que disfrutaban del sol en la arena.

Margaret, una londinense, decidió marcharse con su familia, ella estaba en uno de los hoteles vecinos a la playa de la matanza.

“Mi hija me ha insistido. Está muy asustada. Me apena marcharme porque así los terroristas ganan”, considera.

El Reino Unido es uno de los países más afectados por una masacre que ha conmocionado a Túnez y sacudido, de nuevo, su exitosa transición política y su endeble y vulnerable economía.

Unos quince cadáveres plenamente identificados pertenecen a ciudadanos británicos.  Entre los 39 muertos del atentado también hay belgas, checos, polacos, alemanes y franceses.

Condenan

El rey Felipe VI de España condenó “la barbarie terrorista que viola y ofende los más elementales principios humanos”, pero que no podrá nunca doblegar la voluntad de libertad, paz y concordia que anhelan y defienden la mayoría de ciudadanos y sociedades.

El rey manifestó su pésame “y el dolor de toda España”, y manifestó su solidaridad con las familias de las víctimas, con sus allegados y con los pueblos y autoridades de estos países amigos.

También el gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro expresó en un comunicado su condena a los atentados terroristas perpetrados en Francia, Kuwait y Túnez y pidió reflexionar sobre el “caos” generado por occidente.

Venezuela “hace un llamado a la reflexión” (...) pues estos hechos que causan conmoción son producto del caos creado gracias a las armas entregadas por organizaciones occidentales a diferentes grupos terroristas, que han permitido la extensión de la violencia en países de distintas regiones”, dice el texto del país caribeño.

Militantes del Estado Islámico (EI) se han atribuido la responsabilidad del ataque suicida contra una mezquita en Kuwait donde han muerto al menos 27 personas, también asumió la autoría de la matanza en Túnez, que cobró la vida a otras 39.

El atentado en Francia, a su vez, costó la vida a un empresario de 54 años, decapitado por uno de sus empleados que, posteriormente, trató de hacer saltar por los aires una central química.

Golpe al turismo

“El jueves había aquí cientos de personas. Hoy vacío. Trabajamos a comisión, cómo vamos a comer ahora. Nadie en Susa quiere a esos locos (los terroristas)”, lamenta a Efe Hasan, un barquero que este sábado no había subido ni un solo turista a su embarcación de recreo.

Y es que, si el atentado de El Bardo acabó con uno de los dos pilares del sector turístico en Túnez, el de los cruceros por el Mediterráneo que tenía en el país norteafricano una de las paradas más atractivas, el ataque del viernes afecta al turismo de sol y playa, el de los grandes hoteles-spa, segundo sostén del sector que apenas ha desarrollado fórmulas alternativas.

“El golpe al sector turístico ha sido total. Las anulaciones han comenzado en Europa desde el mismo momento en que se tuvo noticia del ataque. La temporada alta ha acabado antes de empezar”, explica a Efe el empresario Julián Martín, con diez años de experiencia en la dirección de hoteles españoles en Túnez.

“Este sector emplea directamente a un millón de personas, un 10 por ciento de la población total. Ahora demorará en los pagos a los bancos y proveedores, muchos tendrán que despedir o dejar de contratar personal temporal”, añade.

A este respecto, Martín insiste que el impacto real de un ataque que “afecta a sectores en cadena de una economía que ya estaba en crisis” se conocerá cuando empiecen las vacaciones para los vecinos argelinos, que normalmente viajan en masa a Túnez.

Alemania investigará atentado

La fiscalía federal de Alemania anunció la apertura de una investigación en torno al atentado en Túnez por delitos de asesinato, intento de asesinato y pertenencia a organización terrorista, ante la existencia de al menos una víctima mortal alemana entre los 39 fallecidos.

En un comunicado, la fiscalía señala que ha encargado las diligencias a la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA).

El Ministerio del Interior anunció que el titular de este departamento, Thomas de Maizière, viajará el lunes a Túnez para mostrar la solidaridad del gobierno alemán con ese país norteafricano.

El Ministerio señaló que no hay indicios que apunten a que haya aumentado el riesgo de ataques yihadistas en Alemania, que sigue “invariablemente alto”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus