•   Austin, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tras la decisión tomada el pasado viernes por el Tribunal Supremo de Estados Unidos de legalizar el matrimonio homosexual en todo el país, algunos funcionarios en estados como Texas o Misisipi siguen negando hoy licencias a parejas del mismo sexo.

En Texas, el procurador general, Ken Paxton, dijo que los secretarios de los condados, los funcionarios encargados de emitir las licencias de matrimonio, pueden negarse a hacerlo por "objeción religiosa", aunque también alertó que esta decisión puede acarrear multas o demandas.

Aunque en las grandes ciudades texanas (Austin, San Antonio, Houston y Dallas) la decisión del Supremo se está aplicando con normalidad, funcionarios en pequeños condados siguieron hoy las líneas marcadas por el conservador Paxton.

"Yo defiendo mi libertad religiosa. Creo que el matrimonio es para un hombre y una mujer porque así lo dice la Biblia", dijo al The Texas Tribune Katie Lang, secretaria del condado de Hood, de unos 53.000 habitantes y situado al norte del estado.

"Me pueden multar y me pueden demandar. Pero hoy en día te pueden demandar por cualquier cosa", agregó la secretaria, quien explicó que por el momento no ha recibido solicitud alguna de matrimonio por parte de una pareja homosexual.

En otros condados como Hill, Jackson, Burleson o Ector sus secretarios tampoco expedían licencias a homosexuales, aunque algunos alegaron defectos en los formularios para ello.

Estas negativas provocaron que el senador estatal demócrata Rodney Ellis solicitara hoy a la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, que supervise al estado para "garantizar que los funcionarios de Texas no se burlen de la decisión del Supremo y discriminen a parejas del mismo sexo".

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus