•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Luego de 13 horas de vuelo y más de 10,000 kilómetros, el papa Francisco pondrá pie en suelo latinoamericano este domingo, iniciando así la que ha sido calificada como una gira histórica en la que visitará Ecuador, Bolivia y Paraguay, países que conforman “el continente de la esperanza”.

A las 3:00 de la tarde se espera el arribo del Santo Padre a Quito, Ecuador, donde ayer se ultimaban los detalles para recibirlo.

No obstante, el presidente ecuatoriano Rafael Correa lamentó el sábado que el viaje de Francisco hubiera tenido como precedente las marchas opositoras, que aseguró “quisieron dañar” la visita papal.

Sin embargo, ahora “estamos repletos de alegría por la venida del papa Francisco, el primer Papa latinoamericano”, sostuvo Correa en su programa semanal de radio y TV.

El jefe de Estado elogió la reciente encíclica verde de Francisco, en la que critica el consumismo y denuncia las amenazas capitalistas contra el medioambiente.
“A nosotros nos gusta, nos inspira y nos compromete el mensaje del Papa”, agregó Correa.   

Agenda oficial

El lunes el papa Francisco se trasladará a Guayaquil, donde celebrará una misa y almorzará con los jesuitas en el Colegio Javier, en el que se verá  además con viejos amigos como el español padre Paquito.

El miércoles 8 de julio Bergoglio visitará en Quito una residencia de ancianos, y tras un encuentro con el clero, partirá a Bolivia.

Allí hará una visita de cortesía al presidente Evo Morales en el Palacio de Gobierno, seguida por un encuentro con las autoridades civiles en la Catedral de La Paz.

Para evitar los efectos de la altura en la ciudad más elevada del mundo, el Papa solo permanecerá en ella cuatro horas y por la tarde emprenderá el viaje hacia la Santa Cruz de la Sierra donde, entre otros actos, participará en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares, que celebraron su primera edición el año pasado en el Vaticano.

La última etapa de su viaje será Paraguay, el país con mayor proporción de católicos de América Latina y donde, tras los habituales encuentros protocolarios, continuará su visita en el hospital pediátrico Niños de Acosta Ñu y presidirá una misa en la explanada del santuario mariano de Caacupé.

El domingo 12, Francisco visitará a la población del Bañado Norte, que forma parte del cinturón de barrios pobres de la capital paraguaya y que sufre periódicas inundaciones por el desbordamiento del cercano río Paraguay.

Francisco, de este modo, tendrá contacto con las diferentes realidades sociales del continente sudamericano, en una gira que confirma su afán de acudir, no solo a las “periferias” geográficas, sino también a las existenciales.

Viaje de esperanza

El cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, señaló en una entrevista con Radio Vaticano que la visita a Latinoamérica se trata de un peregrinaje muy deseado por el pontífice y lleno de  expectativas para la Iglesia.

Señaló que para comprender su importancia es preciso recordar las palabras del pontífice durante la celebración de la Solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona del continente  americano, el pasado 12 de diciembre.

En aquella ocasión, Bergoglio habló del “continente de la esperanza” --término acuñado por Juan Pablo II-- y aseguró que de América Latina se esperan “nuevos modelos de desarrollo que conjuguen la tradición cristiana y el progreso civil”.

Que aúnen además “la justicia y la equidad con la reconciliación, el desarrollo científico y el tecnológico con la sabiduría humana y el sufrimiento fecundo con alegre esperanza”.

“Esta es la fisonomía de América Latina y también de los tres países que el Santo Padre se prepara para visitar”, agregó Parolin.

Un cardenal anciano y enfermo será anfitrión del Papa

Bolivia • Un cardenal viejo y enfermo, que abandonará el hospital por unas horas únicamente para recibir en su casa al papa Francisco, será el anfitrión del pontífice cuando inicie su visita pastoral a Bolivia.

El cardenal Julio Terrazas, de 79 años, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), cumplió este sábado dos semanas ingresado en un hospital de Santa Cruz, donde se recupera de una crisis gástrica, renal y pulmonar, además de padecer diabetes.

Su médico, Herland Vaca Diez, dijo a la prensa que a Terrazas “no le vamos a dar el alta médica (pero), él puede ir por días u horas a su casa o donde sea, pero deberá volver a la clínica”.

El Papa estará hospedado durante sus casi dos días de permanencia en Santa Cruz en la residencia de Terrazas, que en 2013 presentó a Francisco su dimisión al arzobispado debido a sus problemas de salud.

 Terrazas ya pasó en abril una larga temporada en el hospital y además tiene implantado un marcapasos, lo cual le impide trasladarse hasta los 3,600 metros de altitud en que se encuentra La Paz.

Miembro de la orden de los redentoristas, Terrazas mantuvo fuertes roces con el presidente Evo Morales, quien le acusó de estar al servicio de la derecha de su país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus