•   Viena  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La frase “Nada está acordado hasta que todo esté acordado”, a la que tanto recurren los diplomáticos que negocian un pacto sobre el programa atómico iraní, define el ambiente de los esfuerzos para lograr hasta el martes un acuerdo que garantice que Irán no desarrolla armas atómicas.

Con la fecha límite del 7 de julio cada vez más cerca, fuentes diplomáticas occidentales filtraron este sábado a la emisora CNN que se ha llegado a un principio de acuerdo sobre la redacción de la parte del acuerdo que se refiere al levantamiento de las sanciones internacionales que pesan sobre Irán.

Ese asunto es uno de los más complicados dentro de la negociación que se prolonga desde hace 20 meses entre Irán y el Grupo 5+1 (China, EE.UU., Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) para lograr un acuerdo equilibrado, que limite el programa atómico iraní, para que no tenga capacidad militar, pero le permita usos civiles.

Irán quiere que las sanciones se eliminen de forma inmediata una vez que se cierre un acuerdo, mientras que el G5+1 defiende un levantamiento progresivo conforme se compruebe que Irán cumple el acuerdo.

La solución de compromiso podría ser un sistema para reactivar las sanciones en caso de detectarse un grave incumplimiento por parte de Irán.

Reunión clave

Está previsto que hoy regresen a Viena los ministros de Exteriores de Alemania, Francia, Reino Unido y, posiblemente, Rusia.

Ellos, y la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, se unirán al ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y EE.UU., John Kerry, que sostienen encuentros desde hace una semana.

La presencia de nuevo en Viena de los máximos negociadores tendría que servir para dar el impulso político final al trabajo de los técnicos y expertos que están redactando el documento del acuerdo.

En un mensaje de vídeo emitido ayer, Zarif aseguró que el acuerdo está “más cerca que nunca”, aunque advirtió de que las grandes potencias deben “elegir entre el acuerdo y la coacción”.

El avance más concreto hoy, cuando se cumple una semana del arranque de esta ronda negociadora fina en Viena, vino del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que trata desde hace una década de aclarar si Irán intenta o intentó fabricar armas atómicas y que se encargaría de verificar cualquier acuerdo.

“Con la cooperación de Irán, creo que podemos emitir un informe de aquí a fin de año” del programa nuclear iraní, señaló ante la prensa Yukiya Amano, director de este organismo de la ONU.

  • Irán se ha negado a permitir el acceso a bases militares en las que se sospecha hubo experimen-tos nucleares, alegando cuestiones de seguridad nuclear. 

Amano nunca había sido tan específico sobre cuándo sus expertos podrían tener una respuesta definitiva a si el programa atómico iraní es pacífico, como asegura Teherán, o si tiene objetivos militares, como temen EE.UU. y las otras grandes potencias.

La OIEA ha dicho siempre que para poder llegar a conclusiones es precisa la plena colaboración de Irán, lo que incluye facilitar documentación, dar acceso a instalaciones, incluso militares, y permitir a los inspectores internacionales entrevistar a científicos nucleares iraníes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus