•   Atenas, Grecia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Se acabó lo superfluo. Seis días después del inicio del control de capitales, los griegos, que pueden retirar dinero de manera limitada, solo gastan en lo estrictamente necesario: comida, gasolina o medicamentos.

Las estanterías de los almacenes están vacías. El papel higiénico, las pastas, las legumbres secas, la leche concentrada... Falta todo, todo desapareció.
En un supermercado de los suburbios acomodados de Atenas, en Glyfada, algunos vecinos parecen tener pánico y se lanzan a la caza de productos de primera necesidad, constató un fotógrafo de la AFP.

Aunque todas las grandes tiendas no han llegado hasta ese punto, el límite de retiro bancario a 60 euros por día y por persona, impuesto por el Gobierno para impedir el hundimiento de los bancos, ha convertido a los griegos en más economizadores.

En un supermercado del barrio de Pangrati, Alexandros Kakavas, un cliente, observa que los comportamientos han cambiado.

“He venido dos veces esta mañana y he visto a mucha gente haciendo compras, en particular arroz, pastas, cosas que pueden conservarse mucho tiempo”, dijo Kavakas.

“Creo que esto va a ser más grave si los bancos no abren, y no van a abrir pronto”, agrega, ya que no está convencido de que el control de capitales sea levantado el martes 7 de julio como está previsto.

Las compras con tarjeta son un medio rechazado en muchos pequeños comercios, según testimonios concordantes.

Compran medicinas

En un país que se basa mucho más que otros en el “cash”, el dinero reposa por ahora en los bolsillos o en los cajones de los griegos.

“No hay billetes en circulación”, deplora Theodor Veletzas, chofer de taxi, quien carece de clientes.

Un negocio, en cambio, vio aumentar sus clientes: la farmacia de Yannis Triantaphilou, en el centro de Atenas.

“La gente se preocupa por tener algo que comer y no carecer de medicinas, por eso aumentan los clientes” aquí, dice.

Aspirina, analgésicos, medicamentos contra la presión arterial... “Compran medicamentos por si es necesario”, añade.

Nikos Archondis, de la asociación panhelénica de exportadores, está preocupado: “Algunos supermercados están muy inquietos porque no saben cómo va a evolucionar la situación” en los próximos días, afirma.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus