•   Ufá, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, llegó hoy a la ciudad rusa de Ufá para participar en la VII cumbre del BRICS, grupo de países emergentes que integra también a China, Rusia, India y Suráfrica.

A su llegada a la capital de la república rusa de Bashkiria, al sur de los Urales, Rousseff se dirigió directamente a la cena que el presidente ruso ofrece a los líderes de los países BRICS, con la que da comienzo esta noche la cumbre que debe concluir mañana, jueves.

Según se ha informado, la mandataria brasileña y el anfitrión ruso, Vladímir Putin, mantendrán esta misma noche, después de la cena informal de los líderes, un encuentro bilateral.

En él abordarán, entre otros asuntos, las grandes citas deportivas que afrontan los dos países en los años venideros, como el Mundial de Fútbol de Rusia y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, según el Kremlin.

Mañana está previsto que Rousseff participe en la ceremonia de clausura del Consejo Empresarial del BRICS y en la sesión plenaria de la cumbre.

La mandataria brasileña llega a Ufá en medio de una delicada situación en su país, con su popularidad bajo mínimos por la crisis económica y peticiones de destitución por parte de la oposición.

El gigante sudamericano atraviesa una crisis agravada por el ajuste fiscal lanzado por el Gobierno y las previsiones indican que este año Brasil terminará con una caída del 1.2 por ciento del PIB, su peor resultado desde 1990.

Durante la cumbre se espera que los líderes de los cinco países perfilen los últimos detalles del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) del BRICS, el cual comenzará a operar tras la cumbre con un capital inicial de 50,000 millones de dólares ampliaba hasta 100,000 millones.

Ambiciosa iniciativa

Los líderes de los cinco países emergentes esperan culminar una ambiciosa iniciativa que nació hace un año en la VI cumbre, en la ciudad brasileña de Fortaleza, con la pretensión de dar un paso importante en la articulación de un mundo multipolar.

Ayer, los bancos centrales de los BRICS firmaron en Moscú un acuerdo operativo sobre las condiciones para activar un Fondo de Reservas común, dotado con 100,000 millones de dólares, destinados a ayudar a sus miembros en caso de una crisis mundial.

El acuerdo, que entrará en vigor el próximo 30 de julio, reglamenta las condiciones y los procedimientos para que los países miembros puedan disponer de la ayuda del Fondo en caso de necesidad.

A su regreso de la cumbre de Ufá, Rousseff realizará una escala en Italia y visitará el 11 de julio la Exposición Universal de Milán, donde Brasil cuenta con un pabellón.

También está previsto que la jefa de Estado de Brasil realice una visita oficial a Roma al día 10, aunque todavía no fue confirmado oficialmente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus