•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU pidió hoy nuevas inversiones por valor de 267,000 millones de dólares anuales (unos 239,000 millones de euros) para erradicar el hambre en el mundo en 2030, poniendo especial atención en la protección social y en las necesidades de los más pobres.

Esa cifra equivaldría a destinar 160 dólares anuales (143 euros) a cada persona en situación de pobreza extrema durante los próximos 15 años, según un informe difundido en Roma por las agencias de las Naciones Unidas especializadas en alimentación y agricultura.

Presentado antes de la conferencia internacional sobre la financiación del desarrollo que se celebrará la semana que viene en Etiopía, el estudio revela que, si no se introducen cambios que modifiquen la tendencia actual, en 2030 habrá más de 650 millones de personas que padezcan hambre.

Actualmente se calcula que existen casi 800 millones de personas en esa situación en el mundo, la mayoría en el campo.

Desde esa perspectiva, no se lograría erradicar la desnutrición crónica para esa fecha, tal como busca la propuesta de objetivo de desarrollo sostenible para la agenda posterior a 2015 que negocia la comunidad internacional.

Por ello la ONU propone invertir el equivalente al 0.3 % del Producto Interior Bruto (PIB) global, un "precio relativamente pequeño" para acabar con el hambre, dijo en una rueda de prensa el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva.

El responsable destacó la importancia de invertir en los sistemas de protección social, en la transferencia de fondos a los más necesitados para que salgan del umbral de la pobreza (situado en 1.25 dólares al día), y en la inversión pública y privada para mejorar las oportunidades de trabajo y los ingresos de esas personas.

La directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, consideró que "se requiere un cambio de financiación y medidas contra la discriminación de la mujer", al tiempo que destacó las acciones de países como China o Etiopía para mejorar la protección social de sus ciudadanos.

Difucultades económicas

A juicio de Cousin, "hay que ir más allá de la ayuda oficial al desarrollo como única respuesta" a esos problemas y aumentar las inversiones de los países en desarrollo en sus propios sistemas de protección social y de agricultura, y en su capacidad para recaudar impuestos, entre otras vías.

La vicepresidenta del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Josefina Stubbs, insistió en la necesidad de movilizar más recursos para la población rural y acabar con la "injusticia de la pobreza". "Los agricultores pueden alimentar a las personas y son parte de la solución", agregó.

La alimentación le cuesta a la población rural entre el 50 % y el 70 % de sus ingresos, según la ONU, que calcula que 870 millones de los 1,200 millones de personas que viven en situación de pobreza extrema no reciben ningún tipo de protección social.

Mientras que la mayoría de los países de ingresos medios podrían permitirse las inversiones requeridas para erradicar el hambre, una gran parte de países de bajos ingresos necesitarían ayuda debido a sus dificultades económicas, según el informe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus