•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El estado de Carolina del Sur retiró este viernes de su Congreso la controvertida bandera confederada, emblema de los soldados del sur durante la Guerra de Secesión y símbolo de racismo para muchos estadounidenses.

Esta decisión, validada por el Congreso de este estado del sureste de Estados Unidos el jueves, fue tomada después del asesinato el pasado 17 de junio de nueve negros en una iglesia de Charleston a manos de un partidario de la supremacía blanca.

"El gesto es una señal de buena voluntad y de cicatrización (de las heridas), y una etapa decisiva hacia un mejor porvenir", tuiteó de inmediato Barack Obama, primer presidente negro del país.

El autor de la matanza, de 21 años, había sido fotografiado antes del ataque con la bandera confederada.

En medio de gritos de alegría de centenares de personas en el lugar, un guardia de honor de la policía estatal bajó la bandera, que será expuesta en la Sala de Reliquias del cercano Museo Militar.

Muchos de los presentes cantaron "¡U-S-A! ¡U-S-A!" mientras los policías de la guardia de honor del estado, provistos de guantes blancos, arriaban ceremoniosamente la bandera y la plegaban cuidadosamente bajo un sol brillante.

El emblema, que ha estado los últimos 15 años al lado de un monumento a la Guerra de Secesión, en los jardines del Congreso de Columbia, la capital del estado de Carolina del Sur, fue arriada desde un mástil de diez metros de altura.

"Fin de una era de división"

La bandera confederada se convirtió en motivo de polémica tras el tiroteo mortal en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur."Honramos la tradición. Honramos la historia. Honramos el patrimonio. Esta bandera tiene que quedar en un museo donde podamos garantizar que la gente la siga honrando de manera adecuada", dijo antes de la ceremonia la gobernadora republicana del estado, Nikki Haley.

"Nadie debe sentir pena al pasar delante del edificio del Congreso", añadió.

El presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, dio la "enhorabuena" a la gobernadora de Carolina del Sur por este gesto.

Por su parte, el representante local negro, James Clyburn, acogió favorablemente "el fin de una era de división", y dijo que esperaba que todos los habitantes del estado se reunieran ahora "bajo una sola bandera: la de los Estados Unidos de América".

El Senado local se manifestó también a favor de su retirada, a pesar de unos pocos opositores que aludieron a la historia de los Estados del sur del país, ya que esta bandera era su emblema militar cuando protagonizaron la secesión durante la guerra civil (1861-1865).

Para el miembro de la asociación de los hijos de antiguos combatientes confederados, Terry Hughney, el estandarte no es fuente de división. "Siempre lo he concebido como amor y honor hacia mis ancestros", afirmó al diario local The State.

Alabama, otro estado sureño, retiró la bandera de su Congreso el pasado 24 de junio mientras en Misisipi, el único estado cuya bandera contiene la confederada, en la esquina superior izquierda, los legisladores conservadores también han solicitado su retirada.

Tras el drama de Charleston y la polémica suscitada en todo el país, varios comerciantes de Estados Unidos declararon que no iban a vender más productos que llevaran el emblema.

Por su parte, el Ku Klux Klan, que lucha por la supremacía blanca, anunció que se manifestará el 18 de julio en la explanada del Parlamento de Carolina en defensa de la bandera confederada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus