•   Riad  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La tregua humanitaria en Yemen, auspiciada por Naciones Unidas, no fue respetada ayer ni por la coalición árabe y sus fuerzas afines ni por los rebeldes hutíes, al igual que ocurrió el pasado mayo durante el primer intento de alto el fuego.

Menos de dos horas después de que entrara en vigor, a las 23.59 hora local del viernes (20.59 GMT), se registraron los primeros bombardeos de la alianza y los combates entre los bandos rivales.

La cúpula de la coalición, liderada por Arabia Saudí, aseguró que ni el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, ni su Gobierno les ha dado orden de parar los bombardeos contra las posiciones hutíes en el Yemen, según la cadena de televisión saudí Al Arabiya.

Además, el portavoz Ahmed al Asiri dijo en una entrevista que, si los insurgentes no cesan las hostilidades, las fuerzas árabes no respetarán una tregua “unilateral que dará resultados opuestos (a los buscados) y no servirá a los yemeníes”.

Si los insurgentes no cesan las hostilidades, las fuerzas árabes no respetarán una tregua unilateral que dará resultados opuestos (a los buscados) y no servirá a los yemeníes”.  Ahmed al Asiri,  portavoz de la coalición, liderada por Arabia Saudí.

Al Asiri precisó que la tregua “no es vinculante” para las fuerzas de la coalición “por la falta de compromiso” de los rebeldes hutíes y de “los mecanismos de aplicación” de la misma.

Es decir, explicó, un alto el fuego requiere de “un compromiso claro por los rebeldes” y exige la presencia de observadores de Naciones Unidas sobre el terreno para vigilar los posibles abusos.

Otro fracaso
El pasado mayo, Naciones Unidas ya anunció el supuesto compromiso de todas las partes del conflicto a respetar una tregua humanitaria de cinco días, que no logró abastecer a la población afectada ni poner fin de manera total a los enfrentamientos.

A poco de entrar en vigor esta segunda tregua, la coalición efectuó tres bombardeos contra la sede del Departamento de Ingenieros del Ejército en Saná, en manos de los hutíes, según pudo constatar Efe.

La agencia Saba informó que al menos ocho civiles murieron en un ataque de la coalición contra la localidad de Al Hadira, en la región de Sanhan, en el sureste de la capital. En la provincia de Shebua, en el sur, la alianza también bombardeó seis posiciones de los rebeldes chiíes en Haban y destruyó un puente que enlaza con la provincia vecina de Abian.

Ayer, ambas partes fueron escépticas en cuanto al cumplimiento de la tregua e hicieron advertencias a sus rivales.

Desde que empezaron los bombardeos de la coalición a finales de marzo pasado, más de 3,000 personas han muerto y un millón han tenido que abandonar sus hogares.

A lo largo del sábado también se registraron violaciones en la provincia de Mareb, en el norte del Yemen, donde hubo choques entre las milicias de la Resistencia Popular, aliados de Hadi, quienes intentaron atacar a los rebeldes hutíes en Seruah, en el oeste de esa provincia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus