•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, pidió ayer respeto hacia las decisiones judiciales y lamentó los posibles abusos de confianza de personas de su entorno.

Pérez Molina hizo así referencia a las acusaciones que hay contra el exsecretario de la Presidencia Gustavo Martínez (2012-2015), sindicado de los delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita y que ayer prestó su primera declaración.

“Yo no quisiera hablar de esas cosas, porque son las instancias las que tendrán que decir que le van a imputar”, reiteró el mandatario sobre Martínez.

Agregó que si existió “abuso de confianza” hacia su persona o hacia el puesto que representaron, el único calificativo que lo define es “lamentable”.

Otros indiciados

El exsecretario fue detenido el pasado jueves en la capital de Guatemala por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Junto a Martínez también dio este martes su primera declaración el exministro de Energía y Minas Edwin Ramos Rodas Solares, quien apenas estuvo en el cargo del 15 al 21 de mayo último, luego de la renuncia de su predecesor Erick Archila.

Según el MP y la Cicig, ambos funcionarios están implicados en una red de tráfico de influencias cuyo cabecilla era César Augusto Medina Farfán, también detenido.

De acuerdo con la acusación Martínez, a petición de Medina, se valió de su cercanía con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, para poner en agenda una reunión con representantes de la empresa Jaguar Energy Guatemala, subsidiaria de la estadounidense Ashmore Energy International (AEI), a cambio de ciertos beneficios económicos.

El exsecretario renunció al cargo a principios de junio reciente y explicó que su dimisión era para “no desgastar” al gobierno por señalamientos que salieron en su contra en los medios locales.

Pérez Molina dijo de nuevo que no dimitirá, pese a los casos de corrupción desarticulados en los últimos meses y en los que están involucrados altos funcionarios, como la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció el pasado 8 de mayo tras verse salpicada en un caso de corruptela en el ente recaudador de impuestos.

“Voy a cumplir con el mandato constitucional”, repitió el presidente, quien expresó tener “muchas voces” de apoyo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus