•   Guadalajara, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La salida de material incandescente del Volcán de Colima, en el oeste de México, provocó la destrucción del domo en el cráter, por lo se prevé una baja en la actividad "durante unas horas", dijeron hoy a Efe fuentes del comité científico del volcán.

Los especialistas del comité científico que monitorean la actividad del coloso, ubicado en los límites de los estados de Jalisco y Colima, verificaron que "el domo ya no existe", lo que significa que el volcán "estará tranquilo" en las próximas horas, dijo el vulcanólogo Carlos Suárez, miembro de dicho comité.

Aunque durante ayer martes se realizaron sobrevuelos de rutina, el mal clima provocado por el paso del huracán Dolores frente a las costas del Pacífico mexicano no había permitido una buena visibilidad del cráter, por lo que no fue sino hasta esta noche que los científicos pudieron corroborar el cambio.

El domo se derritió con la salida de lava y las exhalaciones que comenzaron el viernes 10 de julio y se desarrollaron de forma intensa hasta la mañana de hoy, explicó Suárez, quien dice que este es "un proceso natural" del volcán.

"Este volcán tiene una recurrente formación y creación de domos; es parte de su proceso de evolución eruptiva en los últimos cuatro años", afirmó.

Suárez, miembro del Centro de Sismología y Vulcanología de la Universidad de Guadalajara, dijo que junto con estos cambios también ha disminuido el derrame de lava por la ladera sur y ya no son tan continuos los derrumbes.

Sin embargo, el especialista advirtió que aunque bajó "un poco" el riesgo de una fuerte erupción, el cráter podría llenarse de nuevo de material piroclástico y tener explosiones y exhalaciones similares a las que presentó el viernes pasado.

Los miembros del comité científico mantienen el monitoreo constante mediante 10 sismógrafos alrededor del volcán, que les permiten conocer la intensidad de la actividad del magma al interior del coloso y su movimiento por el tubo volcánico hasta el cráter.

Especialistas de la Universidad de Colima informaron que aunque la reciente actividad en general ha sido la más intensa en el último siglo, hasta ahora "la erupción no es más grande" que la que se presentó en 1913 cuando se formó una columna de ceniza de más de 20 kilómetros de altura.

En tanto, las autoridades tanto de Jalisco como de Colima informaron que el desalojo preventivo de 670 personas se mantiene, y que continúan operando los albergues en San Marcos y en Comala, respectivamente.

También se mantiene la zona de exclusión de 12 kilómetros alrededor del cráter y la vigilancia en la zona para evitar actos vandálicos.

El Gobierno de Colima realizó esta mañana un recorrido por las comunidades evacuadas en ese estado para conocer la situación de los animales de corral y cría que aún permanecen en la zona y buscar su reubicación para que sus propietarios se queden tranquilos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus