•   Nieuwegein, Holanda  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Familiares de las víctimas del Boeing 777 de Malaysia Airlines derribado hace un año en el este de Ucrania conmemoraron este viernes el primer aniversario de la tragedia en varios países, mientras crecen las voces que piden que un tribunal de la ONU juzgue a los responsables.

Todos los pasajeros y la tripulación del vuelo -la mayoría holandeses- murieron el 17 de julio de 2013, cuando el aparato malasio fue derribado en su trayecto de Ámsterdam a Kuala Lumpur.

En Holanda, las banderas ondeaban a media asta. Unos 2,000 allegados y amigos de las víctimas se reunieron en una ceremonia privada en el centro del país para recordar a las víctimas.

"Aún pienso en ello cada día", aseguró el primer ministro Mark Rutte a la prensa.

En Camberra se celebró un acto de conmemoración nacional en el que el jefe de gobierno, Tony Abbott, inauguró una placa a los muertos, entre los que había 38 australianos.

El australiano Paul Guard, quien perdió a sus padres Roger y Jill, viajó hasta la capital australiana con otros nueve miembros de su familia.

"Será un día difícil pero esperamos que sea útil para el proceso de duelo", dijo a los periodistas antes de la ceremonia.

Siguen pidiendo justicia

Los familiares de las víctimas malasias también participaron la semana pasada en otro acto conmemorativo en Kuala Lumpur, y pidieron justicia y respuestas por el desastre.

Las autoridades separatistas ucranianas organizaron una ceremonia cerca de la localidad de Grabove, donde cayeron la mayor parte de los restos del avión.

"Estamos dispuestos a proporcionar toda la ayuda necesaria a quienes prueben que fue el criminal poder ucraniano quien permitió que se produjera esta tragedia", dijo ante los cerca de 200 asistentes el líder separatista Alexander Zajarchenko.

Las familias de las víctimas no participaron en esta ceremonia organizada por los separatistas, a los que tanto Kiev como Occidente acusan de haber derribado el avión.

En este primer aniversario, Londres se mostró favorable a la creación de un tribunal internacional encargado de juzgar a los responsables de la catástrofe, que aún se desconocen.

"Debe hacerse justicia (...) Esto requiere un tribunal internacional, apoyado en una resolución vinculante para los Estados miembros de la ONU con el objetivo de perseguir a los responsables", declaró el ministro británico de Relaciones Exteriores, Philip Hammond.

Poco después del derribo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó la resolución 2166, que instaba a los responsables de esta tragedia a "rendir cuentas" y a la plena cooperación de todos los Estados.

Malasia, Holanda y otros países se mostraron entonces favorables a la creación de un tribunal bajo la égida de Naciones Unidas, pero Rusia, miembro permanente del Consejo de Seguridad con derecho a veto, rechazó esta opción.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, cuyo país también es partidario de un tribunal especial, calificó el viernes de "deber moral" castigar a los "asesinos" que derribaron el avión.

'¿Quién es el responsable?'

Mientras las familias de las víctimas de la tragedia mantienen su luto, las autoridades siguen buscando a los responsables para llevarlos ante la justicia.

Kiev y los países occidentales sospechan que los separatistas utilizaron un misil tierra-aire BUK, proporcionado por Rusia, para derribar el aparato. Moscú siempre ha desmentido estar implicado en lo sucedido y acusó a los militares ucranianos.

Actualmente, "la cuestión más importante (...) es: ¿Quién es el responsable?", declaró a la AFP Dennis Schouten, presidente de la Fundación de la Catástrofe Aérea del MH17, creada el año pasado para representar a las familias de las víctimas.

En este contexto, el diario australiano Sydney Daily Telegraph difundió un video este viernes que muestra, supuestamente, el saqueo de los efectos personales de los pasajeros por parte de rebeldes prorrusos.

Según el rotativo, estas imágenes, que obtuvo esta semana, salieron clandestinamente de la base de los rebeldes en Donetsk y fueron filmadas por los propios separatistas, quienes pensaban haber abatido un avión de combate del ejército ucraniano.

"Sin duda, [el video] es coherente con las informaciones de los servicios de inteligencia que recibimos hace 12 meses. El vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil tierra-aire", indicó la jefa de la diplomacia australiana, Julie Bishop, quien no pudo verificar la autenticidad de la filmación.

La Oficina holandesa de Investigación para la Seguridad (OVV) debe presentar su informe final, muy esperado, sobre las causas de la tragedia durante la primera semana de octubre, aunque precisó que no identificará a los responsables.

En este sentido, un equipo de investigación compuesto por expertos australianos, belgas, holandeses, malasios y ucranianos mantienen abierta una investigación judicial.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus