•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exvicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb, extraditado a Estados Unidos desde Suiza por el escándalo de corrupción en el máximo organismo del futbol, fue puesto en libertad este sábado bajo una fianza de 10 millones de dólares, luego de declararse no culpable ante una corte en Nueva York.

De 50 años de edad y de nacionalidad británica y caimanés, Webb tuvo que entregar sus pasaportes al FBI y deberá permanecer en un radio de 32 km alrededor de la corte federal de Brooklyn en Nueva York.

Se trata de la primera comparecencia del extitular de la Concacaf ante la justicia estadounidense desde su extradición desde Suiza el pasado miércoles.

Webb es el primero de siete altos funcionarios de la FIFA detenidos en Zúrich el reciente 27 de mayo que se presenta ante las autoridades estadounidenses en Nueva York.

En espera

Los detenidos que permanecen en Suiza son Eduardo Li (Costa Rica), exmiembro del comité ejecutivo de la FIFA y la Concacaf; Julio Rocha (Nicaragua), responsable de desarrollo de la FIFA; Costas Takkas (Islas Caimán, Gran Bretaña), colaborador del presidente de la Concacaf; Eugenio Figueredo (Uruguay), vicepresidente y miembro del comité ejecutivo de la FIFA.

También Rafael Esquivel (Venezuela), miembro del comité ejecutivo de la Conmebol y titular de la Federación Venezolana, y José María Marín (Brasil), miembro del Comité de Organización de la FIFA para futbol olímpico y expresidente de la Confederación Brasileña (CBF).

La justicia estadounidense imputó a 14 miembros de la FIFA y directivos de empresas de marketing relacionadas con el organismo futbolístico, a quienes acusa de haberse apropiado de 150 millones de dólares en sobornos en las últimas dos décadas.

Multimillonaria

Las detenciones se produjeron en vísperas del congreso de la FIFA para elegir a su presidente, una reunión en la cual se confirmó en el cargo al suizo Joseph Blatter, que tras el escándalo renunció a su puesto.

El 20 de mayo un tribunal del este de Nueva York emitió la orden por acusaciones de que estos funcionarios habrían recibido sobornos por más de 100 millones de dólares (90.4 millones de euros), explicó la Oficina Federal de Justicia (OFJ).

La justicia federal de Nueva York señala que los acusados presuntamente recibieron dinero de representantes de medios deportivos y de empresas comerciales para obtener los derechos de difusión, comercialización y patrocinio de torneos de futbol en Estados Unidos y en América Latina.

Según la justicia estadounidense, estos actos de corrupción fueron gestados en su país y se realizaron mediante transferencias financieras  tramitadas por bancos estadounidenses, dio a conocer la OFJ.

Varias personas han accedido a cooperar con las autoridades de Estados Unidos en el caso de corrupción en la FIFA, entre ellos el estadounidense Chuck Blazer, exdirigente del organismo y exsecretario general de la Concacaf.

Blazer fue un informador clave en el escándalo de corrupción del organismo. Empezó a cooperar con las autoridades estadounidenses en diciembre de 2011, cuando era miembro del comité ejecutivo de la FIFA.

Había rechazado extradición

EFE

Jeffrey Webb, era el presidente de la Confederación de Futbol de América del Norte, Centroamérica y el Caribe, y vicepresidente de la FIFA.

Todos los exfuncionarios de la FIFA ahora detenidos estaban en Zúrich a fines de marzo para participar en el Congreso anual de la FIFA y fueron arrestados por la Policía en una incursión a primera hora del día en el hotel donde se hospedaban.

Según informó la Oficina Federal de Justicia de Suiza, Webb había rechazado el procedimiento simplificado de extradición poco después de ser detenido, pero en una audición realizada la semana pasada cambió de posición y aceptó ser entregado a la Justicia de EE.UU.

Una fiscalía de Nueva York lo acusa de haber recibido y guardado para él sobornos millonarios que le entregaron compañías a cambio de los derechos de comercialización de eventos futbolísticos, como campeonatos regionales y continentales en Norteamérica y Sudamérica.

Sus prácticas --de acuerdo con la acusación-- causaron perjuicio financiero a dos confederaciones de la FIFA y a distintas asociaciones nacionales.

El pasado 1 de julio, el gobierno estadounidense formalizó el pedido de extradición contra los siete dirigentes futbolísticos.

Si la extradición es aprobada por la Oficina Federal de Justicia en todos los casos restantes, los afectados tendrán dos instancias superiores de apelación, el Tribunal Penal Federal y, el máximo órgano de justicia de Suiza, el Tribunal Federal.

6 meses puede durar el procedimiento completo.

10 millones de dólares pagó Jeffrey Webb por la fianza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus