•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

España se movilizaba este miércoles para encontrar a sus tres periodistas desaparecidos en Siria desde el 12 de julio, temiendo su posible secuestro mientras cubrían la guerra civil, aunque ningún grupo lo ha reivindicado hasta ahora.

"No hay reivindicación en este momento", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo en un foro público en Madrid, sin priorizar ninguna hipótesis para explicar su desaparición.

"Estamos haciendo todo lo que podemos humanamente" para encontrarlos, afirmó el ministro.

El martes, la asociación de prensa española (FAPE) anunció la desaparición de los periodistas 'free-lance' Antonio Pampliega, nacido en 1982, José Manuel López, nacido en 1971, y Ángel Sastre, de 35 años.

Los tres se adentraron en el país para cubrir el conflicto en la ciudad nororiental de Alepo, devastada por los numerosos combates entre diferentes facciones. Desde el 12 de julio, no se sabe nada de ellos, señaló la FAPE.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos citó varios testigos que aseguran haber visto cómo algunos hombres tomaban a los tres periodistas en el distrito de Maadi en Alepo el 13 de julio.

García-Margallo reclamó prudencia sobre estas informaciones. "Déjenos trabajar con discreción porque créanme que es lo que más conviene a sus compañeros", dijo.

Desde que conoció la noticia, su ministerio trabaja "en plena actividad" para hallarlos, añadió.

"El ministerio está en contacto permanente con la embajada de Turquía, que es la que está llevando las operaciones" en ese país y disponen de efectivos del servicio de inteligencia español (CNI) "que está en Siria y nos está ayudando", informó el ministro.

"Coraje" en una zona peligrosa

Según la presidenta de la FAPE, Elsa González, los tres periodistas se adentraron en Siria el 10 de julio a través de la frontera sur de Turquía. "Coraje", tuiteó ese día Ángel Sastre.

En la zona de Alepo, controlada por numerosos grupos rebeldes, "se están librando intensos combates, entonces existen motivos de preocupación", dijo González.

Las familias de los periodistas pidieron "respeto" y "la mayor discreción posible tan necesaria en momentos como estos", en un comunicado divulgado el martes por los medios españoles.

Entre los tres, habían trabajado recientemente por medios españoles como la televisión Cuatro, la radio Onda Cero y los periódicos La Razón y ABC, que fue el primero en informar el martes de su desaparición. Todos están curtidos en coberturas de conflictos.

Pampliega, nacido en 1982, trabajó como periodista independiente en lugares como Irak, Líbano, Pakistán, Egipto, Afganistán, Haití, Siria o Sudán del Sur para diferentes medios de distintos países. Hasta 2013 había contribuido en la cobertura escrita de la AFP en Siria. También ha contribuido en la cobertura de la AFP en Irak.

López, nacido en 1971, es un reconocido fotógrafo que contribuyó en la cobertura de la AFP en varios conflictos como Siria hasta 2013 e Irak en 2014.

Sastre, de 35 años, ha trabajado mucho, por su parte, en Latinoamérica, donde ha realizado trabajos sobre las cárceles de El Salvador o el tren conocido como La Bestia, que cruza México y es utilizado por muchos inmigrantes para intentar llegar a Estados Unidos.

La guerra de Siria comenzó en marzo de 2011 con unas manifestaciones pacíficas duramente reprimidas. Rápidamente evolucionó hacia una guerra civil entre las fuerzas del régimen de Bashar al Asad, rebeldes, kurdos y yihadistas que causó más de 230.000 muertos.

Para Reporteros Sin Fronteras, es el país más peligroso del mundo para los periodistas. Un total de 44 murieron durante esta guerra, 30 están encarcelados en prisiones del régimen sirio y al menos 25, entre ellos seis extranjeros, están desaparecidos o secuestrados por grupos extremistas armados como el Estado Islámico.

Tres periodistas españoles fueron secuestrados en 2013, el corresponsal de El Mundo Javier Espinosa, el corresponsal de El Periódico Marc Marginedas y el fotógrafo independiente Ricardo García Vilanova. Fueron liberados en marzo de 2014 tras seis meses retenidos por el EI.

Por otro lado, amigos del periodista japonés Junpei Yasuda dijeron a algunos medios que no saben nada de él desde finales de junio y creen que está en Siria, pero el gobierno japonés asegura no tener información que indique su detención ni siquiera su presencia en ese país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus