•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El consejero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, destacó hoy a Centroamérica como "una de las cinco prioridades" de la política exterior de Estados Unidos, junto a Irán, Rusia, China y el llamado Estado Islámico.

El diplomático protagonizó hoy un coloquio en la Tribuna Americana que organizan conjuntamente la Casa de América en Madrid y la Agencia Efe, y en la que analizó la política exterior del Gobierno de Estados Unidos especialmente en la región centroamericana.

Shannon explicó que el reto actual de esos países es resolver los problemas "de segunda generación" a los que hacen frente tras los conflictos armados de la década de 1980.

Se refirió asimismo a la crisis "institucional y humana" que se vivió en las fronteras de Estados Unidos en 2014 tras la llegada de "más de sesenta mil niños" sin acompañamiento de familiares procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

"Tuvimos que encontrar la manera de disminuir la llegada de estos niños y también pensar de nuevo sobre nuestras políticas de seguridad en Centroamérica", aseguró.

El diplomático dijo que la administración de Barack Obama trabaja desde hace siete años en la iniciativa Central America Regional Security y ha invertido más 700 millones de dólares.

Shannon alertó de la "vulnerabilidad" en la que viven muchas personas en Centroamérica que emigran "buscando un futuro mejor" y se refirió a la Alianza para la Prosperidad, el plan propuesto por Guatemala, Honduras y El Salvador para desalentar la inmigración ilegal.

El alto funcionario también habló sobre las recientes protestas masivas contra la corrupción que se han registrado en Guatemala y Honduras y sostuvo que Estados Unidos tiene que "mostrar apoyo" a los gobiernos de estos países "como socios", pero al mismo tiempo "respetar las protestas", que interpretó como un "ejercicio sano y digno".

Shannon dijo que actualmente en los países centroamericanos "se abre un espacio para los avances sociales y la transformación política y social" y celebró que la juventud guatemalteca y hondureña no tuviera "miedo a la represión".

Respecto a la situación de El Salvador, el consejero estadounidense dijo que en cierta medida el gobierno salvadoreño intentó "disminuir la violencia" de las pandillas en el país, pero por el contrario "se construyó un espacio en las cárceles que fortaleció" a estos grupos violentos, con un "aumento dramático" de la violencia.

Shannon reiteró "el compromiso" que tiene su país con el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, "para frenar la violencia" y mencionó el plan Salvador Seguro, enfocado a las "comunidades más vulnerables".

Asimismo, explicó que Estados Unidos trabaja "estrechamente" con el gobierno de Sánchez Cerén para "restablecer las condiciones sociales y de seguridad que se fueron con las pandillas".

El representante del gobierno estadounidense resaltó que la zona se encuentra en "una nueva etapa" y que Estados Unidos quiere ayudar a "construir un nuevo tipo de Centroamérica" que tiene "fuerza, capacidad de adaptación y una impresionante confianza en sí misma" para enfrentar problemas como la amenaza de carteles y pandillas.

En la tribuna, donde fue presentado por el secretario de Estado español para Iberoamérica y Cooperación, Jesús Gracia, también fue preguntado por la fuga del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán de una prisión de México.

"Si ya ha sido capturado dos veces, por qué no una tercera", dijo Shannon, quien manifestó el "interés de trabajar con México" para buscarlo y reforzó así la postura de su gobierno, que ya expresó su deseo de juzgar en un futuro en Estados Unidos al líder del cartel de Sinaloa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus