AFP
  •   Estambul  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ejército turco bombardeó este jueves posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, después de que un soldado turco muriera por disparos procedentes de una zona controlada por combatientes de este grupo yihadista radical.

Este cruce de disparos es el incidente más serio entre las tropas turcas y el EI hasta el momento, y llega tras la muerte de 32 personas en un atentado suicida el lunes reciente, del que se responsabilizó al EI y que desencadenó una serie de actos violentos.

El soldado turco murió en la ciudad fronteriza de Kilis (sur de Turquía), por disparos procedentes de una zona siria controlada por el EI, según la agencia oficial Anatolia. Otros cuatro soldados resultaron heridos, de acuerdo con la agencia Dogan.

Ankara ahora dio luz verde para que las fuerzas de Estados Unidos utilicen sus bases aéreas como la Incirlik.

RESPUESTA INMEDIATA
Tanques de la quinta brigada blindada del Ejército turco respondieron inmediatamente abriendo fuego contra las posiciones yihadistas, indicó la cadena NTV, que también informó de la muerte de un combatiente del EI.

Un policía murió también ayer al ser alcanzado por disparos en un barrio de Diyarbakir, ciudad de mayoría kurda del sudeste de Turquía, cuando un grupo de hombres armados abrió fuego contra policías en el lugar de un accidente de tráfico.

EXPANSIÓN
Militantes kurdos habían reclamado el miércoles la autoría de la muerte de otros dos policías turcos en la localidad fronteriza de Ceylanpinar, en represalia por el atentado del lunes.

A Turquía se le ha acusado de connivencia con los extremistas del EI, de quienes esperaría que resultaran de ayuda para acabar con el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, algo que Ankara siempre ha negado.

Los hechos han aumentado el temor de que los combates entre los yihadistas del EI y los kurdos en Siria se expandan al territorio turco.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus