•   Sídney, Australia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un hombre murió este sábado por el ataque de un tiburón en Australia cuando estaba pescando vieiras con su hija cerca de la isla María, en Tasmania (sur), provocando consternación entre los habitantes de la zona, en la que habitualmente no se registran ataques.

El ataque mortal se produjo después de que un gran tiburón blanco fuera visto el viernes por la zona.

El inspector de la policía de Tasmania, David Wiss, dijo a los medios que el hombre de unos 40 años estaba buceando con su hija en el momento del ataque.

"Según la información que tenemos, la hija volvió al barco y el padre volvió al mar para recolectar más vieiras", informó el funcionario.

"La hija se preocupó y decidió bajar y ver cómo estaba su padre, y ahí vio a un tiburón muy grande que lo atacaba", señaló.

Después la joven volvió a la superficie para lanzar una señal de socorro y ayudó a su padre a subir con la manguera.

"Pero lamentablemente tenía heridas mortales", explicó Wiss.

El presidente de la Asociación de Pescadores de Vieiras de Tasmania, John Hammond, declaró que el lugar era conocido por su marisco pero no por sus tiburones.

"Una tragedia absoluta para la familia. Verdaderamente horrible", agregó Hammond en una entrevista con la cadena australiana ABC, precisando que había otros pescadores en el agua en el momento del ataque.

Los tiburones son habituales en las aguas australianas y numerosos nadadores y surfistas han tenido que hacerles frente este año.

En julio, un practicante de bodyboard resultó gravemente herido por un escualo cerca del lugar donde un surfista japonés sufrió un ataque mortal en febrero pasado.

Según los expertos, el aumento de los ataques de tiburones ha ido en paralelo al auge de los deportes náuticos, pero los casos mortales siguen siendo muy poco frecuentes.

En Tasmania el último ataque mortal fue en 1993, según el archivo del Zoológico Taronga en Sídney.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus