elnuevodiario.com.ni
  •   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las repetidas huelgas en algunos de los lugares más emblemáticos de Italia suscitan el enfado de las autoridades y de los visitantes en plena temporada turística.

“Me invade una rabia incontenible cuando veo lo que ocurrió en Pompeya”, declaró el sábado el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Cientos de turistas quedaron bloqueados el viernes, durante más de dos horas a las puertas del yacimiento arqueológico más famoso de Italia por culpa de una huelga espontánea del personal.

El mismo día, y por los mismos motivos, unos turistas no pudieron acceder a la Galería Borghese de Roma, uno de los museos más visitados de la capital.

Daño al propio país

La víspera, un grupo que se disponía a visitar el Coliseo, símbolo de la ciudad eterna, había tenido que esperar varias horas a la entrada del monumento porque los trabajadores habían convocado una asamblea del personal sin previo aviso.

“Él que actúa así perjudica a los sindicatos y los derechos de los trabajadores pero, sobre todo, perjudica a su propio país”, se indignó el ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, que denunció “los daños incalculables” infligidos a la imagen de Italia.

Por si fuera poco, uno de los sindicatos de la aerolínea Alitalia inició una huelga el viernes, día en que muchas personas se disponían a viajar. El movimiento fue, sin embargo, poco seguido y, según la compañía, más del 85% de los vuelos pudieron llevarse a cabo.

El turismo representa más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB) italiano y más del 11% del empleo, según los datos de 2014, publicados por la agencia italiana del sector.

El Gobierno muestra, además, grandes ambiciones respecto al sector cultural, que quiere convertir en uno de los ejes de desarrollo del país. “La cultura es la llave de nuestro futuro”, aseguró Renzi el sábado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus