•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de El Salvador acusó ayer a los medios de comunicación del país de instigar a un grupo de soldados a protestar por mejoras salariales y un bono similar otorgado la semana anterior a los policías.

Esto surge como respuesta a un intento de marcha fallido en la capital por parte de un grupo de soldados que pidió al Gobierno y al Parlamento que les otorgue un aumento de salario y una bonificación similar a la recibida por los policías, de entre 250 y 600 dólares.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, acusó a los medios de comunicación de “acorralar” y “obligar” a este grupo de militares a protestar.
Sánchez Cerén dejó entrever que los medios se “prestan” a instigar a los militares como parte de una conspiración de los “dueños de los medios” y “el gran capital del país”.

“A los medios de comunicación, los dueños de los medios de comunicación y el gran capital de este país no les conviene que el pueblo salvadoreño vea que está dando resultados el trabajo que se está haciendo, de llevar tranquilidad a las familias”, señaló.

La polémica surge pocos días después que el Gobierno entregó la referida bonificación a los agentes de la Policía, con fondos provenientes de la reasignación de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por US$28 millones.

De este monto, US$15 millones fueron utilizados para entregar bonos a los miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) y 13 millones para pagar salarios a los 6,000 soldados que patrullan las calles y comprar equipo para los mismos.

Fábrica de chalecos

Agregó que estos “no son de la plantilla permanente” del Ejército y que están contratados por un año, sin detallar si el período se extenderá.

El gobernante dijo que “nosotros hemos beneficiado a los soldados” y que con parte del dinero, la Fuerza Armada planea crear una fábrica de chalecos antibalas para producir sus propios chalecos y “generar empleos”.

“Eso no les gusta que lo digamos a los poderosos, los poderosos quieren que este gobierno quede mal, por eso los medios de comunicación se prestan para todo esto y generan esa desesperanza”, Sentenció Cerén.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Eugenio Chicas, calificó de “impropia” la “actividad” de los soldados y de los medios de comunicación.

“Algunos malos medios de comunicación se dieron a la tarea de sonsacar, de socavar la institucionalidad de la Fuerza Armada provocando comentarios impropios de la tropa”, señaló.

Agregó que “ese tipo de actividad es impropia por parte de los medios de comunicación” y que “la tropa se rige por un código de conducta militar” y que “no son deliberantes” como “en cualquier ejército del mundo”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus