•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, firmó ayer un decreto que tiene el objetivo de proteger a las personas trabajadoras que están expuestas a estrés térmico por calor.

El reglamento busca poder dar una respuesta a este tipo de padecimiento que se da por una  combinación de las condiciones ambientales del lugar donde se trabaja, como la temperatura, la humedad relativa y la velocidad del viento, así como la actividad física realizada y características de la ropa de los trabajadores.

Este reglamento surge tras un estudio realizado por la estatal Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) que indica que la enfermedad renal crónica se relaciona directamente con la deshidratación, el trabajo físico extremo y el consumo de medicamentos.

Según datos oficiales, actualmente existen 1,200 personas con esta enfermedad en el país, la mayoría de ellas concentradas en el Pacífico costarricense.

“La intención de este reglamento en primera instancia es prevenir que los riesgos a la salud se lleguen a propiciar. El reglamento busca proteger al sistema de seguridad social que es el que tiene que sufragar los altos costos de los tratamientos de estas enfermedades”, manifestó el ministro de Salud, Fernando Llorca.

La aplicación del decreto será para todo el territorio nacional y sus regulaciones deben ser cumplidas por todo patrono que contrate a trabajadores para realizar labores al aire libre.

Los más afectados

El estrés térmico por calor produce una sobrecarga térmica que puede llevar al trabajador a sufrir de insolación, salpullido, agotamiento, calambres y golpes de calor.
Tras años de evaluaciones, expertos han logrado determinar estas características de la enfermedad, pero no así sus causas específicas.

Este mal afecta con especial fuerza a los peones agrícolas, principalmente cortadores de caña, de las zonas del Pacífico de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

La firma de este plan se realizó durante el Consejo de Gobierno que se celebró en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte), en el marco de las celebraciones por el 191º aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica.

“Impulsar el empleo para los costarricenses debe ir acompañado de acciones de protección y prevención de las condiciones en que realiza su trabajo. Nuestro Gobierno está comprometido con el impulso económico que genera bienestar, empleo y mejorar las condiciones de vida”, afirmó el mandatario Solís en el acto oficial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus