•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un tribunal guatemalteco condenó a 58 años de cárcel a nueve jefes pandilleros de la Mara Salvatrucha por los asesinatos de dos personas, ordenados desde una prisión, informaron este jueves fuentes judiciales.

La titular del Tribunal A de Mayor Riesgo, Yasmín Barrios, dijo que el Ministerio Público (Fiscalía) acusó a los pandilleros de 32 crímenes ordenados entre 2010 y 2012 desde la prisión de máxima seguridad donde están recluidos por asesinato, pero sólo pudo demostrar su culpa en dos casos.

Aún así, los "mareros" fueron condenados a 25 años por cada uno de los homicidios y a ocho años adicionales por el delito de asociación ilícita.

Por seguridad, los nueve condenados escucharon la sentencia por videoconferencia desde la cárcel El Boquerón, ubicada en la ciudad de Cuilapa, unos 70 km al sureste de la capital.

Según la acusación, el grupo conocido como Consejo de los Nueve, la máxima jerarquía de la Mara Salvatrucha, se formó en ese reclusorio en 2010 y desde ahí ordenaba los asesinatos de personas que se negaban a pagar extorsiones, en especial comerciantes y choferes de autobuses, así como integrantes de pandillas rivales.

En abril de 2012, el Ministerio Público identificó a los integrantes del Consejo, entre los que figura el salvadoreño Amílcar Torres, mediante escuchas telefónicas, testimonios de vícitmas y de ex pandilleros, entre otros medios.

La Fiscalía informó de que a los sentenciados se les imputan más de 600 crímenes, pero que debido a lo extenso de la acusación, "el Tribunal prefirió dividir los casos en ocho procesos judiciales". El siguiente juicio iniciará previsiblemente el próximo 31 de agosto.

En Guatemala, así como en El Salvador y Honduras, operan pandillas que controlan barrios marginales y son frecuentes los enfrentamientos a muerte entre grupos rivales para dominar territorios.

Las más poderosas son la Mara Salvatrucha y Barrio 18, cuyos miembros son enviados, tras su detención, a prisiones separadas para evitar conflictos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus