•   Tel Avic  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Miles de personas se concentraron ayer en distintas partes de Israel en manifestaciones para mostrar su rechazo a la violencia y exigir al Gobierno que cese la instigación extremista, tras dos días de ataques contra la comunidad gay y contra la familia palestina Darawsha, que han conmocionado al país.

“El odio asesino es el eslogan de la mayor concentración, convocada por la ONG pacifista Paz Ahora (Shalom Ajshav), en la que participan en estos momentos más de tres mil personas en la plaza Rabín de Tel Aviv, donde se leen pancartas con mensajes como “La incitación de la derecha asesina”, “Este es el precio del terrorismo” o “Cuando no hay paz, viene la guerra”.

Los asistentes han guardado un minuto de silencio para recordar al bebé Alí Darawsha, muerto el viernes al incendiar supuestos colonos su vivienda en un ataque en el que sus padres y hermano de cuatro años resultaron heridos de gravedad.

Lloramos por el bebé y lloramos por la familia y rezamos al dios que todos compartimos. El terrorismo es terrorismo y punto”. Isaac Herzog, líder laborista.

El jefe de la oposición israelí y líder laborista, Isaac Herzog, calificó los hechos de “pogromo judío” y aseguró: “Lloramos por el bebé y lloramos por la familia y rezamos al dios que todos compartimos. El terrorismo es terrorismo y punto. Los terroristas son terroristas y punto. Tiendo la mano al pueblo palestino y a sus dirigentes (...) y les pido que hagamos la paz”.

Examen de conciencia
En unas palabras dirigidas a los sectores más extremistas, Herzog señaló: “No nos callaremos: os enviaremos a la cárcel. Desde hace años venimos escuchando este tipo de reacciones. No os permitiremos arruinar el estado”, y llamó a la extrema derecha del país a “hacer un examen de conciencia profundo”, antes de hacer un repaso a varios sucesos de odio e instigación.

“Si yo estuviera en la posición del primer ministro le diría al shabak (servicio de Inteligencia interno) y los organismos de seguridad que luchen contra el terrorismo judío como lo hacen con el islamista”, remachó, antes de pedir la detención de los autores del ataque.

Al finalizar este acto, en el que también intervendrán la líder del pacifista Meretz, Lehava Galón, y el diputado de Hatnuá y exministro de Defensa, Amir Pérez, los asistentes se unirán a otra en el parque Meir en protesta por los ataques contra el apuñalamiento a seis personas en la marcha del orgullo gay en Jerusalén el jueves y para conmemorar seis años del ataque contra el centro juvenil de la comunidad gay de Tel Aviv, en el que murieron dos jóvenes y una quincena resultaron heridos.

“El odio asesino” es el eslogan de la mayor concentración, convocada por la ONG pacifista Paz Ahora, en la que participaron miles de personas.

También se celebran concentraciones en el centro de Haifa, con el eslogan “Contra los crímenes de la ocupación” y en Jerusalén, en la plaza Sión, donde se espera la asistencia del presidente Reuvén Rivlin y en la que miles de personas piden el fin de una cultura de tolerancia del odio e instigación a la que responsabilizan de los últimos ataques homófobos y contra palestinos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus