•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades carcelarias y de inteligencia tuvieron indicios de la fuga de un penal de máxima seguridad de Joaquín "Chapo" Guzmán, el narcotraficante más poderoso del mundo, publicó este domingo la revista Proceso.

En un reportaje, basado según el semanario en el expediente del caso abierto por la Procuraduría General (fiscalía), se constata que durante al menos una hora previo a que Guzmán desapareciera de una cámara de seguridad instalada en su celda "se escuchaban golpes de metal contra el concreto".

Guzmán, de 58 años y jefe del cartel de Sinaloa, se fugó la noche del 11 de julio de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, a unos 90km de la capital, a través de una túnel de 1,5km que conducía de una construcción aledaña al penal a la ducha de su celda.

La Procuraduría y autoridades de la secretaria de Gobernación (Interior) han señalado que los guardias carcelarios no escucharon ruidos que advirtieran de una situación anormal toda vez que se habrían utilizado químicos para perforar el concreto.

El análisis del audio 

Según el semanario, en un recuento de los minutos previos a la fuga basado en un análisis del audio de la cámara de seguridad y de testimonios de presos de celdas cercanas a las de Guzmán, se señala que sí se escucharon "golpes" incluso unos 30 segundos antes de su evasión.

Estos elementos, añade el texto, dieron origen a la detención de siete funcionarios públicos, pero hasta ahora sólo tres --el encargado del centro de monitoreo del Altiplano que vigilaba a Guzmán y dos guardias-- han sido acusados formalmente por un juez.

El expediente también señala que el órgano de inteligencia Centro Nacional de Investigación y Seguridad Nacional "tuvo información de que gente del 'Chapo' estaba consiguiendo los planos" del penal y que agentes del Centro asignados a la cárcel reportaron "actividades atípicas" del narcotraficante, pero no se tomó medida alguna.

La revista concluye que una "evidente cadena de omisiones o de plano complicidades" permitió la fuga de Guzmán, detenido en febrero de 2014 luego de que en enero de 2001 escapara de otro penal de máxima seguridad en el estado de Jalisco.

La fuga de Guzmán fue un duro golpe para el gobierno mexicano, que ahora ofrece 3,8 millones de dólares por su recaptura.

La agencia federal antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), que contribuyó con información de inteligencia para capturar a Guzmán en 2014 y autoridades de otros países colaboran en la búsqueda del narcotraficante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus