•   México  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente Enrique Peña Nieto hizo hoy un llamado a hacer de la gastronomía mexicana "una gran fuente de inclusión y prosperidad", así como "de proyección internacional", al anunciar una serie de medidas para impulsar este sector.

Al lanzar la política de fomento a la gastronomía nacional en las instalaciones de la Biblioteca de México, destacó que este sector genera más de 5,5 millones de empleos y constituye "una de las principales fuentes de ingreso de los hogares mexicanos y uno de nuestros mayores atractivos turísticos".

Subrayó que la cadena de valor del sector gastronómico es de las más amplias y diversas, ya que va desde los pequeños productores agropecuarios hasta los prestadores de servicios alimentarios, como mercados, tiendas y restaurantes.

No obstante, sostuvo, aún tiene un enorme potencial para mejorar y crecer en los siguientes años. El Comité Nacional de Productividad lo incluyó como uno de los ocho sectores estratégicos a impulsar, pues aunque genera millones de empleos "se encuentra desarticulado y su productividad es sumamente limitada", abundó.

El presidente firmó el Acuerdo para la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional, que apunta a "acelerar la transformación de nuestra gastronomía y convertirla en un sector aun más dinámico e integral, en una sólida plataforma económica de amplio beneficio social, y en un elemento clave de nuestra marca país".

Expuso que el documento establece una eficaz coordinación entre dependencias de la Administración federal con las de los otros órdenes de gobierno (estatal y municipal) para "alinear los objetivos y las acciones que ya realizan para darles mayor articulación e impulsar este sector".

Ante miembros de su gabinete y representantes del sector, Peña Nieto dijo que esta política tiene dos objetivos, el primero de los cuales es fortalecer la cadena de valor gastronómico.

"Es decir, apoyar, vincular y capacitar a todos los que participan en esta importante actividad", explicó. El segundo consiste en "la promoción integral de nuestra gastronomía dentro y fuera del país".

Para lograr estos objetivos, puntualizó que será de gran utilidad la marca Ven a Comer, que "permitirá crear un distintivo de calidad y autenticidad para productos y mercados, proveedores, utensilios y restaurantes e incluso cocineros, tanto en México como en el exterior".

Aunado a ello, indicó que ha dado indicaciones a distintos integrantes del gabinete y a diferentes dependencias para que, entre otras acciones, promuevan el emprendimiento y la productividad de las unidades gastronómicas.

Otras acciones previstas son el diseño y aplicación de esquemas de educación técnica y financiamiento a pequeños productores; el establecimiento de una agenda de trabajo enfocada en las cocinas tradicionales, y la promoción de nuevas denominaciones de origen y marcas colectivas para productos vinculados a la gastronomía.

Reconocimiento internacional

El mandatario mencionó que detrás de cada platillo se encuentra un modelo cultural completo que comprende desde las actividades agrarias y técnicas culinarias hasta las costumbres y modos de degustación en una comunidad.

Así lo reconoció la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) al incluir a la comida tradicional mexicana en el Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, apuntó.

El esfuerzo hoy emprendido trata de que "no sólo tengamos la satisfacción de saber que tiene reconocimiento internacional, sino que además sea un detonante aun mayor del desarrollo económico, de la actividad productiva de nuestro país, y contribuya aún más a la generación de empleos en México", expuso.

"Desde el productor agrícola hasta el gran exportador de alimentos procesados, desde la cocina tradicional hasta el restaurante gourmet, desde una pequeña comunidad de pescadores hasta un destino turístico de clase mundial, todos encontrarán espacio y respaldo en esta política nacional", concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus