•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, procesado por genocidio, ingresó ayer a un hospital psiquiátrico privado, donde será evaluado para determinar si está en condiciones mentales de enfrentar un nuevo juicio por la matanza de indígenas durante su régimen.

Cubierto de pies a cabeza con una frazada, el general en retiro fue trasladado en una ambulancia acompañado por sus hijos Zury y Enrique desde su residencia en un exclusivo barrio del este de la capital, al sanatorio Los Pinos, en la periferia sur.

El traslado fue ordenado por el Tribunal B de Mayor Riesgo, a cargo del caso por genocidio, al acatar un recurso de amparo a favor del exdictador, de 89 años, para evitar que fuera internado en el estatal Hospital Nacional de Salud Mental Federico Mora.

“Se ordena la vigilancia (de Ríos Montt) por fiscales del Ministerio Público (fiscalía) y agentes de la Policía Nacional Civil”, dijo la jueza María Eugenia Castellanos, presidenta del Tribunal B, al ordenar la hospitalización en el centro privado.

La resolución de enviar a Ríos Montt al sanatorio privado irritó a los representantes de las víctimas, aunque prefirieron no adelantar criterios.

Pedido de la defensa       

El traslado al psiquiátrico público estaba previsto para el miércoles pasado, pero la Corte de Apelaciones ordenó internarlo en el centro privado, ante un pedido de la defensa del general, que alegó que el hospital estatal no cuenta con medidas de seguridad adecuadas.

De acuerdo con la jueza Castellanos, Ríos Montt permanecerá en el hospital privado del 4 a 15 de agosto para que sea sometido a exámenes psiquiátricos.

La resolución de enviar al sanatorio privado irritó a los representantes de las víctimas de las matanzas, aunque prefirieron no adelantar criterios sobre el futuro del caso, al señalar que esperarán el resultado de las evaluaciones.

“Al estar en un hospital privado bajo la colaboración de familia, amigos, etcétera, consideramos que será muy difícil para que el panel de expertos designados puedan hacer un trabajo objetivo e imparcial”, declaró a la AFP Héctor Reyes, abogado del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), querellante en el caso.

“Consideramos que se desvirtúa mucho (el sentido del examen mental) y esperaremos el final de esta evaluación para tomar una decisión al respecto”, dijo Reyes.

El 18 de agosto se realizará una audiencia para conocer el resultado de la evaluación, que determinará si el exdictador, de 89 años, está en capacidad mental de enfrentar un nuevo juicio por la matanza de 1,771 indígenas mayas ixiles del norte de Guatemala durante su régimen entre 1982 y 1983.

Nuevos exámenes       
Los nuevos exámenes fueron solicitados por la fiscalía el pasado 23 de julio, cuando se tenía previsto iniciar un nuevo juicio por genocidio. La parte acusadora refutó un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, que indicó que el exdictador no tenía capacidad mental para enfrentar procesos judiciales.

Ríos Montt debe comparecer ante la justicia, luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia legal del país, anulara una sentencia a 80 años de prisión por genocidio, dictada el 10 de mayo de 2013 alegando errores procesales, por lo que ordenó un nuevo juicio.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus