•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La lluvia torrencial que cayó durante la final de la Copa Libertadores en Buenos Aires el miércoles no cesará en los próximos días y rige un alerta meteorológico en una extensa zona de Argentina por tormentas, pero con temperaturas templadas e inusuales en el invierno austral.

Relámpagos, truenos, visibilidad reducida e incluso un alerta de granizo han acompañado a los habitantes de la capital federal y parte de la provincia de Buenos Aires en las últimas horas.

El pronóstico es que seguirá inestable hasta el domingo, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Rige una alerta por tormentas fuertes en el centro y norte de la provincia de Buenos Aires, este de Córdoba, sur y centro de Entre Ríos.

Los fuertes aguaceros, con ráfagas de viento, se sintieron en el partido en el estadio Monumental de Buenos Aires, donde el miércoles en la noche River se convirtió en campeón de la Copa Libertadores tras vencer 3-0 a los Tigres de México.

El diluvio no impidió que miles de hinchas celebraran cerca del estadio e incluso se animaran a salir a la calle donde regía un alerta de mantenerse alejado de zonas arboladas y a resguardo por la "fuerte actividad eléctrica", indicó la Ciudad de Buenos Aires.

Se han registrado precipitaciones acumuladas superiores a 50 milímetros y en las próximas horas podrían caer entre 20 y 40 milímetros más, indicó el SMN el jueves en la mañana, cuando grandes avenidas de Buenos Aires lucían con enormes pozas de agua.

En pleno invierno austral la temperatura ronda los 17°C, con una humedad relativa del 100%.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus