•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, elogió el crecimiento de su país, a un promedio del 5,1% en la última década -uno de los mayores de América del Sur- y anunció que proyecta convertirlo en un polo energético, a pesar de la caída de sus exportaciones.

Debido al buen desempeño económico, "ahora sí podemos decir que somos libres, tenemos soberanía con dignidad" e independencia de las potencias mundiales, dijo Morales en un informe este jueves ante el Congreso por el 190 aniversario patrio, radiotelevisado desde Trinidad (noreste).

Empeñado en un proceso de industrialización de las ingentes materias primas que tiene Bolivia, rica en hidrocarburos, minería y recursos hídricos, el mandatario dijo que "exportando energía estaríamos mejor que exportando gas".

En este sentido, proyecta exportar 3,000 megavatios hacia 2025, cambiando su modelo exportador de gas, y convirtiendo a su país en el centro energético de la región.

En su discurso de dos horas, el gobernante hizo un repaso prolijo desde 2006, en que asumió el poder. Morales concluirá su tercer mandato en 2020, pero sus adherentes proyectan modificar la Constitución para alentarlo a un cuarto período de cinco años.

Caída en las exportaciones

Pese al buen momento, Morales destacó que su país prevé también pérdidas en sus exportaciones del orden de los 2,500 millones de dólares este año por la baja de las materias primas, entre ellas el gas y los minerales.

Sin embargo, "tenemos un colchón financiero importante: nuestras reservas internacionales", que suman 15,000 millones de dólares, señaló. Las exportaciones bolivianas bordearon los 13,000 millones el año pasado.

Entre las medidas que catapultaron la economía del país, el primer presidente indígena de Bolivia, doctrinariamente izquierdista, destacó la nacionalización de los hidrocarburos en su primer mandato, en 2006, y de otros sectores como la minería, los recursos hídricos y las telecomunicaciones.

"Ahora sí (..) tenemos identidad recuperada, faltará la igualdad, pero sobretodo quiero decirles (..) que ahora tenemos dignidad y soberanía gracias a la lucha de los movimientos sociales de Bolivia. Ahora sí podemos decir que somos libres, que tenemos soberanía y dignidad, eso no había antes", señaló.

En el informe, que incluyó también un recuento de sus políticas sociales, agrarias, internacionales y de seguridad, Morales anunció que Bolivia crecerá este año el 5%.

Clase media

A raíz de la bonanza económica, la extrema pobreza bajó de 38.3% en 2005 al 17.8%. "Según algunos datos respaldados por organismos internacionales, la clase media aumentó en 2,6 millones (de ciudadanos), antes era 1 millón", aseguró.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings subió en julio la nota de Bolivia a BB desde BB-, destacando que mantuvo un índice de inflación de un dígito y "prudencia en el manejo fiscal durante el auge de las materias primas".

En 2014, el Producto Interno Bruto (PIB) nominal superó los 32,000 millones de dólares, según datos oficiales.

Morales, que en el acto se declaró antiimperialista y anticapitalista, destacó además la lucha antidroga en su país y el haber reducido las plantaciones de coca de 32.000 hectáreas, antes de su administración, a 20.000 este año. "Estamos mejor sin la DEA", aseguró, refiriéndose a la agencia antinarcóticos estadounidense, a la que expulsó del país en 2008.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus