elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un periodista fue ejecutado de cinco tiros en el estudio donde preparaba su programa de radio en una ciudad norteña de Brasil, en un crimen al que la policía atribuye motivos políticos.

Gleydson Carvalho, un periodista crítico de la gestión pública que trabajaba en la ciudad de Camocim, en el estado de Ceará (noreste), perdió la vida el jueves poco después del mediodía cuando una persona ingresó al estudio donde estaba por comenzar su transmisión y abrió fuego a quemarropa, fugándose luego junto a un cómplice en una motocicleta.

"Llegaron a la puerta de la radio, dijeron que tenían que hacer un anuncio, les abrieron la puerta, dijeron que era un asalto y preguntaron quién estaba en la sala de audio (...) Inmediatamente después, el sujeto entró y ejecutó a Gleydson con tres tiros en la cabeza y dos en el pecho", relató el delegado policial Hebert Silva a la AFP.

En el estudio también estaba un operador de sonido que salió ileso del incidente.

El homicida, que ya ha sido identificado, es buscado por las fuerzas de seguridad en una zona semidesértica cercana a Camocim, localidad de 65.000 habitantes.

En la noche del jueves, la policía detuvo a dos personas allegadas al autor del crimen y encontró el arma con la cual se cometió el asesinato.

"Los vamos a atrapar pronto porque están sin agua, sin dinero, sin comida en una región de mucho sol, mucha piedra, casi un desierto (...) La segunda parte de la investigación será determinar la connotación política y saber quiénes encargaron ésto", agregó.

Medios brasileños reportaron que Carvalho había recibido amenazas por su trabajo, pero no las tomó en consideración.

El policía lo describió como una persona muy reconocida en la zona, que tenía "opiniones muy firmes".

Brasil es el tercer país más peligroso de América para los periodistas, después de México y Honduras, con 38 periodistas asesinados entre 2000 y fines de 2014, según la ONG Reporteros Sin Fronteras.

A fines de mayo, dos periodistas brasileños que investigaban de manera separada el narcotráfico y la prostitución infantil fueron asesinados, uno de ellos decapitado.

"Los ataques contra periodistas por su trabajo amenazan la libertad de expresión y la esencia de la democracia", dijo María Laura Canineu, directora en Brasil de Human Rights Watch en un comunicado, en el que exigió a las autoridades hallar los responsables por este y otros crímenes contra periodistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus