•   Beirut  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El grupo yihadista Estado Islámico golpeó el corazón de la localidad siria de Al Qaryatain, símbolo de la coexistencia interreligiosa, secuestrando a 230 civiles musulmanes y cristianos, un día después de hacerse con su control.

El EI “secuestró en Al Qaryatain a 170 sunitas y más de 60 cristianos acusados de ‘colaboración con el régimen’, durante una serie de registros en la ciudad”, conquistada en la noche del miércoles, explicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El obispo Mata al Khoury, secretario del patriarca siriaco ortodoxo de Damasco, dijo a la AFP que no podía confirmar lo ocurrido porque era “muy difícil contactar con los habitantes”.

“Pero sabemos que cuando llegaron a la ciudad, (los yihadistas) prohibieron a los habitantes salir de sus casas para utilizarlos como escudos humanos” contra los bombardeos del régimen, añadió.

Centenares huyen

Antes del inicio del conflicto en Siria, hace cuatro años, había 18,000 sunitas y unos 2,000 siriacos católicos y ortodoxos en Al Qaryatain. Según Al Khoury, tras el asalto del Estado Islámico solo quedan 180.

Cientos de cristianos de otras cuatro aldeas cercanas debieron huir ante el avance de los extremistas, indicó el OSDH.

Según Abdel Rahman, el EI buscaba a los rehenes por “colaboración con el régimen” y sus nombres figuraban en una lista. Las familias que intentaron huir o esconderse fueron localizadas y detenidas.

El nombre mismo de la ciudad es un símbolo de la coexistencia: Al Qaryatain significa en árabe “las dos ciudades”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus