•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Un policía blanco estadounidense mató el pasado viernes a tiros a un joven afroamericano desarmado que, supuestamente, estaba robando en un negocio de automóviles en la ciudad de Arlington (Texas, Estados Unidos), según informaron las autoridades.

El joven fue identificado como Christian Taylor, de 19 años y miembro del equipo de futbol americano de la Universidad Estatal Angelo, también ubicada en el estado de Texas.

Los hechos ocurrieron la madrugada del viernes, cuando unos agentes llegaron al concesionario Classic Buick GMC de Arlington, alertados de un robo, explicó el portavoz policial, sargento Paul Rodríguez.

Agente disparó

Según la policía, Taylor estrelló su vehículo contra uno de los cristales del concesionario e ingresó al negocio. “Los agentes entraron y lo confrontaron. Hubo un altercado y un agente disparó su arma e hirió al sospechoso”, dijo Rodríguez en declaraciones recogidas por un periódico local.

De acuerdo con el informe forense, Taylor, que no llevaba armas, murió en el acto.

Yo no lo veo robando un automóvil o cualquier otra cosa. Creo que alguien está mintiendo en todo esto”. Clyde Fuller, tío-abuelo de Christian Taylor.

 

El agente involucrado en el tiroteo fue identificado como Brad Miller, de 49 años, quien se incorporó al cuerpo hace menos de un año y no tenía experiencia anterior como policía.

Miller fue suspendido a la espera de los resultados de la investigación, un “procedimiento rutinario”, aclaró Rodríguez.

Por su parte, el tío abuelo de Taylor, Clyde Fuller, dijo que el joven era un “buen chico” y un “deportista talentoso”. “Yo no lo veo robando un automóvil o cualquier otra cosa. Creo que alguien está mintiendo en todo esto”, confesó al rotativo texano.

La muerte del joven llega en pleno cuestionamiento de las fuerzas de seguridad en Estados Unidos, tras la muerte de varias personas afroamericanas a manos de la policía.

El caso que encendió la mecha fue el del joven Michael Brown, en agosto de 2014, en Ferguson (Misuri), una muerte que desató violentas protestas y reavivó las tensiones raciales en el país.

Manifestación en Ferguson

Varios centenares de personas recordaron ayer la muerte de Michael Brown, a manos de la policía, en vísperas del primer aniversario del hecho.

Encabezados por el padre de Brown, también de nombre Michael, y otros familiares, la muchedumbre marchó por una de las avenidas de Ferguson (centro de EE.UU.) en las que el pasado noviembre se produjeron violentos disturbios después de que un tribunal decidiera no procesar al policía blanco que disparó contra el muchacho, de 18 años.

La marcha de ayer, pacífica, fue acompañada de un amplio contingente policial.

Entre otros eventos previstos para hoy domingo, los manifestantes mantendrán silencio durante 4.5 minutos, debido a que el cuerpo de Brown estuvo boca abajo en la calle por aproximadamente cuatro horas y media después de recibir los disparos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus