•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La bandera de Estados Unidos ondeará nuevamente en La Habana a partir de hoy, en una ceremonia que completará el acercamiento diplomático entre los dos antiguos enemigos, y en el centro estará John Kerry, el primer secretario de Estado que viaja a la isla en 70 años.

La visita, por el día, tan histórica como simbólica, servirá también para una discusión de los temas espinosos de la relación bilateral --protección de los derechos humanos y los disidentes cubanos pero también el embargo estadounidense-- de dos países que oficialmente no se hablaron por más de medio siglo.

El izado de la bandera estadounidense --las bandas rojas y blancas y las cincuenta estrellas-- será “otro paso” en el “proceso de normalización” entre Cuba y Estados Unidos, dijo el lunes Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado.

Kerry estará todo el viernes en La Habana, donde presidirá el izado de la bandera estadounidense. Al pequeño acto en la embajada asistirán funcionarios gubernamentales y congresistas estadounidenses.

El mismo edificio

Así, el macizo edificio de hormigón, frente al conocido Malecón de la capital cubana, volverá a ser de lleno la embajada estadounidense, 54 años después de que los dos países rompieran relaciones.

De hecho, Washington y La Habana restauraron lazos diplomáticos plenos el 20 de julio, siguiendo a meses de negociaciones tras el acuerdo alcanzado en diciembre entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de dejar atrás las hostilidades.

Los dos gobiernos, enemigos durante la Guerra Fría, habían roto relaciones en 1961 tras la revolución castrista, pero desde 1977 mantenían Secciones de Intereses como embajadas de oficio.

Tras el deshielo, Obama y Castro se reunieron en abril durante la Cumbre de las Américas en Panamá, y el canciller cubano Bruno Rodríguez se dio cita en Washington el 20 de julio para reabrir la embajada del país latinoamericano.

Cuba también fue retirada de la lista del Departamento de Estado sobre países que apoyan el terrorismo.

La culpa es de Obama

El acercamiento diplomático tiene opositores de ambos lados del Estrecho de la Florida. 

“Lo que están haciendo es alzando la bandera blanca de la rendición de todos los principios de Estados Unidos”, dijo el congresista Mario Díaz-Balart, junto con otros legisladores que garantizaron que el Congreso no levantará el embargo contra Cuba.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus