elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El grupo Estado Islámico (EI) logró el viernes por la noche rodear un importante bastión rebelde en el norte de Siria, tras casi una semana de combates que dejaron 121 muertos, según una ONG.

Esta organización yihadista comenzó el pasado domingo a tomar una serie de localidades alrededor de Marea, ciudad considerada como la mayor reserva de combatientes rebeldes y armas en la provincia siria de Alepo. La rebelión lucha a su vez contra el régimen sirio de Bashar al Asad y contra el EI.

Asimismo, esta pequeña ciudad, situada a 35 kilómetros al norte de Alepo, también se encuentra cerca de una importante carretera que conecta con la frontera turca.

Control total

“El viernes por la noche, el EI tomó la localidad de Tlaline, rodeando por completo a su paso Marea”, afirmó a la AFP Rami Abdel Raham, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), quien añadió que el EI controla además la carretera situada al oeste de la localidad, que conduce a la frontera turca, situada a 25 kilómetros.

“Tlaline pasó a manos del EI”, indicó por su parte el activista Mamun al Jatib, director de una agencia de prensa local anti-Asad en la provincia de Alepo, Shahba.

Según un balance del OSDH, con sede en Londres, 76 rebeldes y 45 yihadistas perdieron la vida desde el inicio del ataque del EI el domingo. El grupo extremista detonó seis coches bomba durante su ofensiva.

Marea fue una de las primeras ciudades en sublevarse contra el régimen de Asad en 2011.

El conflicto en Siria, iniciado en marzo de 2011, pasó de una revuelta pacífica a una guerra civil, en la que actualmente se enfrentan combatientes leales al régimen sirio, rebeldes, kurdos y yihadistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus