•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La economía de Bolivia dejó de depender del movimiento que generaba en décadas pasadas la comercialización de coca y cocaína, aseveró este lunes el presidente Evo Morales, y acotó que "el narcotráfico no decide" en las finanzas del país.

"Yo escuchaba antes: el movimiento coca-cocaína, el narcotráfico, aportaba al PIB (Producto Interno Bruto) con un 14%, me sorprendía", afirmó Morales, en un acto en el que alabó los resultados de su país en la reducción en 11% de cultivos de la milenaria planta en 2014, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El mandatario izquierdista y líder de los cosechadores de coca de su país aseguró que "el tema del narcotráfico era el sostén de la economía del neoliberalismo", pero que ahora la situación cambió con la modificación del modelo económico y su política antinarcóticos.

"Nuestro representante de las Naciones Unidas nos dice que ahora es menos del 1% del PIB el movimiento de los cultivos de coca y los derivados como la cocaína", aseveró el gobernante. "El narcotráfico no decide nuestra economía", agregó.

El PIB boliviano se situaba en promedio en unos 5,000 millones de dólares, durante la década de los 80, en el apogeo de la producción de droga, mientras que ese indicador macroeconómico trepó en 2014 a 33,000 millones, según datos oficiales.

El oficialismo suele asegurar que ese crecimiento comenzó en 2006, tras la llegada de Morales al poder, cuando nacionalizó la riqueza hidrocarburífera, en manos de una docena de compañías extranjeras desde la década del 90, y concentró en manos del Estado los millonarios ingresos de la venta del gas a Brasil y Argentina.

El gobernante también alabó que su gestión emprendió una lucha frontal contra el narcotráfico y trabaja en la reducción gradual de cultivos de coca, sin la asistencia financiera y de inteligencia que realizaba Estados Unidos, hasta la expulsión de sus agencias de Bolivia en 2008, acusadas de apoyar un supuesto complot de la derecha local.

"La erradicación o lucha contra el narcotráfico con bases militares, tampoco es la solución, como en algunos países andinos, donde hay bases militares, donde hay funcionarios norteamericanos que operan en la lucha contra el narcotráfico", abundó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus