•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Crear un "congresito" o comisión legislativa especial en Colombia es una de las opciones para agilizar la aplicación de un eventual acuerdo de paz con la guerrilla FARC, dijo este martes el jefe negociador del gobierno en los diálogos que se desarrollan en Cuba, Humberto de la Calle.

"El llamado 'congresito' es apenas una de las opciones dentro de los varios mecanismos de implementación posibles", dijo De la Calle, en alusión a la polémica propuesta hecha por el mandatario Juan Manuel Santos la semana pasada.

Con esa propuesta, el presidente "no se refería ni a la revocatoria del Congreso, ni a la derogación arbitraria de los procedimientos constitucionales", dijo el negociador.

"No es exótico ni arbitrario que el mismo Congreso, utilizando los mecanismos vigentes, contribuya a la creación de métodos nuevos y expeditos para convertir en normas vinculantes las decisiones" que se tomen en la mesa de negociación, añadió De la Calle, en una declaración desde la presidencial Casa de Nariño.

El gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), principal y más antigua guerrilla del país, sostienen diálogos de paz desde noviembre de 2012 en La Habana para poner fin a medio siglo de conflicto armado.

En varias entrevistas la semana pasada, Santos se refirió a la creación de "una especie de 'congresito' que le dé desarrollo a los acuerdos" que se alcancen en Cuba, lo que despertó fuertes críticas y motivó las explicaciones este martes de De la Calle.

En su declaración, el jefe negociador también abordó otro asunto espinoso: la refrendación de los posibles acuerdos, un tema que aún no se discute "formalmente" en la mesa de diálogos, aseguró.

Dijo que en la Constitución hay mecanismos como "el plebiscito, la consulta popular, el referendo"

Añadió que "las FARC han agregado a ese elenco una Asamblea Constituyente y, además, no puede descartarse que los colombianos pongamos en práctica mecanismos nuevos".

De la Calle precisó sin embargo que, antes de abocarse a esa discusión, están privilegiando otros puntos "relacionados con la justicia, el fin del conflicto y el esquema de garantías necesario para que la guerrilla pueda incorporarse a la vida civil".

Hasta ahora, gobierno y guerrilla han llegado a consensos parciales sobre tres de los seis temas en agenda: desarrollo rural, participación política de los desmovilizados y drogas ilícitas.

Guerrillas, paramilitares, fuerzas militares y bandas narcotraficantes han participado en la larga conflagración interna, dejando oficialmente al menos 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus