•   Bangkok  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un pequeño artefacto explosivo estalló ayer cerca de una frecuentada estación de metro sin causar víctimas, anunció la policía, un día después de que una poderosa bomba matara a 20 personas en un santuario.

“Nadie resultó muerto ni herido. La policía se halla en la escena para investigar de qué tipo de artefacto se trató”, indicó bajo anonimato un oficial de la comisaría de Yanawa a la AFP.

El incidente ocurrió poco después de las 13:00 (6:00 GMT) cerca de la estación Saphan Taksin.

La policía busca a un sospechoso del atentado ocurrido el lunes en un templo del centro de Bangkok, que dejó 20 muertos y más de 120 heridos.

Imágenes de televisión mostraban a pasajeros corriendo después de que el artefacto estallara.

Por el momento, no ha habido reivindicación del ataque.

Identifican a sospechoso

La policía tailandesa buscaba este martes a un “sospechoso” del atentado perpetrado el lunes en un templo del centro de Bangkok, que dejó al menos 20 muertos y más de 120 heridos.

La policía anunció que veinte personas fallecieron en el atentado con bomba perpetrado en hora punta ante el concurrido santuario de

Erawan, en el céntrico distrito de Chidlom.

Entre los fallecidos hay ocho turistas, de China, Hong Kong, Indonesia.

La investigación proseguía este martes, y la policía buscaba a un sospechoso identificado cerca del lugar del ataque gracias a las imágenes de videovigilancia.

“Estamos buscando a un hombre” que pertenecería a un “grupo opuesto” a la junta y sería “oriundo del noreste del país”, anunció a la prensa Prayut Chan-O-Cha, jef e de la junta militar en el poder y actual primer ministro.

El peor ataque

“Este ataque es el peor” jamás cometido contra el reino, y fue dirigido “directamente contra personas inocentes”,
añadió.

El noreste de Tailandia es el bastión del movimiento de los Camisas Rojas, partidarios del antiguo gobierno, derrocado en un golpe militar en mayo de 2014 después de meses de manifestaciones opositoras.

“La bomba tenía por objetivo matar al máximo número posible de personas, ya que el santuario está lleno de gente sobre las 6:00 y las 7:00 de la tarde”, dijo este martes el portavoz de la policía Prawut Thavornsiri.

Según él, la bomba, detonada sobre las 18:30 locales (11:30 GMT), contenía probablemente tres kilos de explosivos.

Las autoridades tailandesas creen que el blanco del atentado eran los extranjeros, y que los autores querían “dañar el turismo”, uno de los pocos sectores de la economía tailandesa que van bien.

Este martes, la cotización de la moneda tailandesa, el baht, se derrumbó a su nivel más bajo en seis años, a 35.6 unidades por un dólar.

La bolsa de Bangkok registraba pérdidas de en torno al 2%, con los inversores preocupados por las repercusiones del atentado, cometido contra un sector clave para la economía como es el turismo.

Entre las víctimas hay al menos ocho extranjeros, muy numerosos en este tiempo a cielo abierto ubicado en el corazón de Bangkok, y en medio de los grandes centros comerciales de la ciudad.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus