•   Chicago  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La promesa del precandidato republicano a la Presidencia estadounidense Donald Trump de confiscar las remesas que envían los migrantes mexicanos si el país vecino no paga el muro fronterizo es interpretada por expertos como una propuesta “ilegal e imposible de cumplir”.

Al revelar el domingo pasado sus planes para lidiar con los indocumentados, Trump volvió a acaparar los titulares al anunciar que en caso de ser presidente terminará con la inmigración ilegal de manera drástica.

Reiteró que más de once millones de indocumentados serían deportados y en el caso de la frontera con México, construirá un muro que deberá pagarlo el país vecino, y en el caso de que este se niegue a cooperar, Estados Unidos embargaría las remesas “derivadas de salarios ilegales” enviadas por los migrantes, entre otras medidas.

“TEMAS SIN MÉRITOS”

“Las declaraciones de Trump buscan dirigir la discusión hacia temas que no tienen mérito y provocan un debate ilegítimo”, declaró a Efe el profesor Manuel Orozco, especialista de la Universidad de Harvard sobre remesas y migraciones.

Señaló que México recibió en 2014, 23,600 millones de dólares, en su mayoría enviados por inmigrantes que trabajan en Estados Unidos, pero no todos ellos ilegales.

Por lo tanto, las remesas derivadas de salarios ilegales son difíciles de cuantificar porque las empresas que realizan los envíos no están autorizadas a comprobar el estatus migratorio del usuario de sus servicios.

PENALIZACIÓN ILEGAL

“Lo que Trump sugiere no es posible, y más importante, es ilegal proponer que se penalice a individuos por los actos que debería realizar un Estado”, agregó.

Orozco señaló que hay muy pocas instancias en las que el Gobierno puede retener legalmente los ingresos de una persona, “y el estatus legal no es una de ellas”.

Angie Maria Kelly, directora ejecutiva del Center for American Progress, consideró que Trump está “desconectado de la realidad” y calificó de “social y económicamente estúpido” el plan para confiscar las remesas.

Nueva campaña para desalentar inmigración indocumentada a EE.UU.

RIESGOS • El director de la Oficina de Fronteras y Aduanas (CBP) de EE.UU., Gil Kerlikowske, presentó ayer en la frontera con México una campaña que busca desmotivar el cruce fronterizo de indocumentados, al advertir sobre los peligros y la inminente deportación a la que se someten.

La iniciativa “Conoce los hechos” (Know The Facts) surgió a raíz de la llegada en 2014 de más de 68,000 niños indocumentados sin acompañantes, provenientes principalmente de Centroamérica y en busca de asilo político en Estados Unidos debido a la violencia en sus países de origen.

Como parte de la campaña habrá carteles en puntos estratégicos en México, Honduras, Guatemala y El Salvador, además de anuncios en español tanto en radio como televisión.

La campaña busca alertar a las comunidades inmigrantes de que no existe ningún tipo de “permiso” para quienes llegan al país, y que además, aquellos que sean detenidos en la frontera serán “prioridad para deportación”.

Kerlikowske advirtió de los peligros a los que se enfrenta un inmigrante cuando cruza la frontera con la ayuda de los “coyotes”, que únicamente buscan “obtener ingresos sin pensar en las vidas humanas”.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus