•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, fue acusado este viernes por la fiscalía de liderar una mafia de defraudación fiscal en el país, horas después de que su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, fue arrestada por su posible participación en esa red de corrupción.

Con la evidencia, la Fiscalía General y una comisión de la ONU contra la impunidad en Guatemala presentaron a los tribunales un pedido de antejuicio contra el gobernante para que pueda enfrentar la justicia por los delitos de asociación lícita y cohecho pasivo.

“Hasta el momento encontramos en toda la organización y organigrama (de la defraudación) la muy lamentable participación del señor presidente de la República y la señora Roxana Baldetti”, afirmó el comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el exmagistrado colombiano Iván Velásquez, en una rueda de prensa junto a la fiscalía.El centro médico donde permanece detenida Roxana Baldetti. AFP - END

La fiscal general Thelma Aldana dijo que en base al material recabado durante las investigaciones, creen en la participación de Pérez Molina en el caso de defraudación aduanera, que en mayo pasado costó el cargo a Baldetti.   

Hay documentos

“La documentación incautada en los allanamientos en conjunto con las interceptaciones telefónicas disponibles, llevan a considerar como probable que el señor presidente de la República haya participado en la comisión de las mismas conductas punibles por las que han sido acusadas las personas que integraban la organización criminal denominada “La Línea”, declaró Aldana.   

Agregó que las menciones “el uno”, “el mero, mero” o “el dueño de la finca”, interceptadas en las escuchas, hacen “referencia” al presidente guatemalteco.   

La investigación de esta estructura criminal por parte de la Fiscalía y la Cicig, un organismo de las Naciones Unidas, empezó en mayo de 2014 y hasta ahora hay 27 detenidos.   

Incluye 88,920 escuchas interceptadas; 5,906 correos, 175,000 documentos, 100 informes, 11 allanamientos, 650,000 folios, 32 agendas, 100 personas relaciones y 22 empresas involucradas.

“Daré la cara”   

Los integrantes de “La Línea” también mencionaban en las conversaciones grabadas a una persona a la que se referían como “La R”, “La 2” o “La Señora”.

“No hay duda por las referencias (...) que se hacen al 1 y a la 2: corresponden al presidente y a la entonces vicepresidenta de la República”, aseveró Velásquez.

Por su parte, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo ayer que va a “dar la cara” ante la solicitud de antejuicio presentada en su contra por la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig) y la Fiscalía, por su supuesta vinculación con un caso de corrupción aduanera.

“Tenemos que enfrentar la situación, vamos a dar la cara y luego nos vamos a pronunciar” se limitó a afirmar este miércoles el mandatario en declaraciones a los periodistas.

Baldetti, una mujer dominada por la ambición

Guatemala • ACAN-EFE/
Ingrid Roxana Baldetti Elías, quien el 14 de enero de 2012 asumió con bombos y platillos la segunda magistratura de Guatemala como la primera mujer vicepresidenta del país, es también ahora la primera exdignataria en ser detenida por la Justicia acusada de supuesta corrupción.

Durante los más de tres años que ejerció el poder, algunas veces como presidenta en ausencia del jefe de Estado Otto Pérez Molina, se pronunció en contra de la corruptela, que ahora la tiene a las puertas de los tribunales.

“La Gruesa” Baldetti, como es denominada por un diario local que la sindicó de integrar estructuras criminales en el país, fue detenida por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) por supuestamente estar relacionada con la estructura de contrabando y defraudación aduanera “La Línea”.

De haber pasado a la historia como la primera vicepresidenta, el pasado 8 de mayo renunció al cargo, salió por la puerta de atrás y ahora será recordada como la mujer que originó la crisis política en el país, que también se le atribuye a Pérez Molina, a quien muchos sectores le demandan la salida de la primera magistratura.

DE CLASE MEDIA   

Después de haber saboreado las mieles del poder en una nación azotada por la violencia ligada al narcotráfico y la pobreza que afecta a más de la mitad de los 15 millones de habitantes, Baldetti tendrá que responder ante la Justicia por sus actos.

Fundadora del Partido Patriota (PP) en el gobierno junto con Pérez Molina, Baldetti nació en el seno de una familia de clase media conservadora y católica el 13 de mayo de 1962.

Durante dos periodos consecutivos, desde 2004, fue diputada al Congreso, pero en julio de 2011 renunció para convertirse en la compañera de fórmula del actual mandatario.

Antes de involucrarse en la política, esta mujer ambiciosa ejerció como profesora de educación primaria, reportera de varios medios de comunicación y corresponsal del popular noticiero Primer Impacto, de la cadena estadounidense Univisión.

Casada con un empresario y madre de dos hijos, Baldetti es también propietaria de una cadena de salones de belleza y “spa”, afición que adquirió en sus años mozos cuando compitió por el trono de Miss Guatemala.

EN LA POLÍTICA

Se inició en la política durante el Gobierno del expresidente Jorge Serrano Elías, quien asumió el poder el 14 de enero de 1991 y fue depuesto 29 meses después tras su autogolpe del 25 de mayo de 1993.

Durante esa Administración, Baldetti se desempeñó como subsecretaria de Relaciones Públicas de la Presidencia, y en los cinco días que duró el “Serranazo”, como se denominó al frustrado autogolpe, dirigió la censura a la prensa.

En el Gobierno de Ramiro de León Carpio, quien fue designado por el Congreso para que concluyera el período presidencial de Serrano, fue asesora de la Presidencia e inició amistad con Pérez Molina, quien era entonces jefe del desaparecido Estado Mayor Presidencial.

Baldetti es sindicada de los delitos de asociación ilícita, caso especial de estafa, defraudación aduanera y cohecho pasivo, y su detención fue ordenada por el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez.

La Cicig y el MP allanaron ayer una de sus propiedades en busca de información sobre el caso de “La Línea”, red que supuestamente dirigía el prófugo de la justicia Juan Carlos Monzón, quien fue su secretario privado.

Las autoridades del país centroamericano ya habían embargado tres inmuebles de la exvicepresidenta, además de 770,000 dólares, que podrían pasar a ser propiedad del Estado en caso de encontrarse su culpabilidad.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus