•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un clima de frustración y malestar se vivía este lunes en Guatemala ante la negativa de renunciar al cargo del presidente Otto Pérez, acusado por la Fiscalía de encabezar una red de defraudación fiscal en las aduanas.

Jorge Briz, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), que aglutina al empresariado, lamentó la postura del gobernante porque "ofende la inteligencia" y le falta el respeto a la población.

Asimismo rechazó las declaraciones del mandatario en las que acusa a los empresarios de pagar sobornos en las aduanas.

El pasado viernes, cuando la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad vincularon al presidente con esa estructura ilegal, Briz pidió su renuncia en nombre de los empresarios.

La fundación de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú también demandó la renuncia del presidente, al tiempo que instó a los ciudadanos a "seguir defendiendo la dignidad y la justicia, mantener la unidad en la lucha contra la corrupción y la impunidad".

El procurador de los Derechos Humanos, Jorge De León, también demandó la dimisión del gobernante.

"Era sumamente importante que el presidente se sometiera a los tribunales y renunciara, (pero) él opta por el camino de continuar con el debido proceso", lamentó.

Pérez dirigió la noche del domingo un mensaje a la nación en el que descartó renunciar al cargo, en medio de un creciente malestar de diferentes sectores de la sociedad.

"Daré la cara y demostraré frente a la institucionalidad (...) que no he sido parte y mucho menos receptor de esos fondos mal habidos en perjuicio del pueblo de Guatemala", afirmó.

 

- Fiscal ratifica participación de Pérez -

 

La fiscal general, Thelma Aldana, ratificó este lunes en una radio local que el gobernante está involucrado en la mafia de defraudación fiscal y aseguró que tiene grabadas varias comunicaciones telefónicas entre el gobernante y miembros de la estructura criminal.

"No estamos interviniendo el teléfono del presidente porque no podemos, él goza de antejuicio (inmunidad penal), pero sí tenemos la interceptación telefónica de los miembros de la estructura y (...) tenemos la voz del presidente", aseguró.

"Con mucha pena, preocupación, con nostalgia, decepción, veo que (el presidente) está involucrado en el caso de La Línea", como se conoce a la red delictiva que cobraba sobornos a empresarios para evadir los impuestos aduaneros, agregó Aldana.

Asimismo, la fiscal consideró que por el tipo de delitos que le imputan al jefe de Estado, -asociación ilícita y cohecho pasivo- es difícil que pueda pedir asilo político en otro país.

 

- Vicepresidenta al banquillo -

 

Simultáneamente, la exvicepresidenta Roxana Baldetti fue acusada formalmente este lunes de integrar la misma banda criminal, luego de ser detenida el viernes.

Después de unas seis horas de la primera audiencia en un tribunal de la capital, el juez Miguel Ángel Gálvez le dio la palabra a Baldetti para que se pronunciara, pero se negó.

"En este momento no voy a declarar, señor juez", dijo con voz suave, tras lo cual Gálvez suspendió la audiencia y convocó a la partes para el martes.

No obstante, Mario Cano, defensor de la exvicepresidenta, comentó a la AFP que las acusaciones de la Fiscalía "no tienen sustento" debido a que en "más de 88.000 escuchas telefónicas en ninguna aparece la voz de Roxana Baldetti".

Cano aseguró que si el prófugo Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti, "estuvo dentro de un ilícito, pues básicamente él es el que tiene que responder" ante la justicia.

El abogado aseguró que Baldetti presenta problemas gástricos por lo que pedirá al tribunal una medida sustitutiva para que retorne a su vivienda y abandone un cuartel militar de la capital, donde está recluida desde el viernes.

Además, en la audiencia y como prueba contra Baldetti, la Fiscalía presentó una grabación telefónica del presidente Pérez con el detenido exjefe del ente recaudador de impuestos, Carlos Muñoz, a quien pidió cambios en la entidad, epicentro del escándalo de corrupción.

La exvicepresidenta, quien renunció al cargo el 8 de mayo, fue detenida por los delitos de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

La crisis sin precedentes que vive el país comenzó en abril pasado cuando se reveló que Monzón y otros funcionarios participaban de una organización que cobraba sobornos a empresarios para facilitarles la evasión de impuestos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus