•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El tribunal que ve el proceso contra el exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, que padece demencia irreversible, resolvió hoy que, debido a la incapacidad "comprobada" del acusado para comparecer en un juicio oral público, se realice uno para "la aplicación exclusiva de medidas de seguridad y corrección".

En la resolución, leída hoy martes en el Tribunal B de Mayor Riesgo, que preside la jueza María Eugenia Castellanos, se acordó que sean dos abogados los que representen al acusado en el nuevo juicio, concretamente los letrados Jaime Hernández y Luis Rosales.

  • Según la última evaluación médica, realizada entre el 4 y 11 de agosto, Ríos Montt padece "demencia vascular mixta", una dolencia irreversible que va en aumento.

El tribunal también declaró "sin lugar" la separación de juicios, por lo que Ríos Montt, y su antiguo jefe de Inteligencia Militar, el general retirado José Rodríguez, quien fuera absuelto de los cargos de genocidio y deberes contra la humanidad (delitos de lesa humanidad), serán procesados de manera conjunta.

Además, resolvió que el proceso se realice "a puerta cerrada" y con presencia de las víctimas, "sin intervención" de los medios de comunicación.

También ordenó investigar al médico tratante de Ríos Montt, Mario Bolaños, quien según el Tribunal pudo haber incurrido "en la posible comisión de un hecho delictivo" al haber administrado medicamentos no acorde con el diagnóstico del paciente.

Condena

Ríos Montt, de 89 años, fue juzgado y condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión al ser encontrado culpable de la muerte de 1.771 indígenas ixiles del departamento noroccidental de Quiché a manos del Ejército durante su régimen de facto.

Sin embargo, el 20 de mayo del mismo año la Corte de Constitucionalidad, máximo tribunal del país, anuló la sentencia por irregularidades en el proceso judicial.

Esta resolución tuvo un voto razonado de una de las magistradas, quien, en su argumento, dijo que debido al estado de salud de Ríos Montt, se debería cancelar el proceso porque la incapacidad del acusado "no va a desaparecer".

La jueza Castellanos dictó un pequeño receso para que las partes puedan conocer la sentencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus