elnuevodiario.com.ni
  •   Miami, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La tormenta tropical Erika se fortaleció ligeramente en las últimas horas y amenaza con alcanzar la península de Florida la próxima semana como huracán, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Según el último boletín del NHC, emitido a las 12:00 GMT, la quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica está "ligeramente más fuerte" y presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con rachas superiores.

El fenómeno meteorológico se encuentra a 540 kilómetros al este de la isla de Antigua y se desplaza hacia el oeste con una velocidad de 28 kilómetros por hora.

Para las próximas 48 horas, los meteorólogos estiman que Erika cambie de trayectoria y se desplace en "dirección oeste a oeste-noroeste", con lo que podría alcanzar el archipiélago de Bahamas el fin de semana y Florida el lunes próximo, ya convertida en el segundo huracán de la temporada.

Las proyecciones del NHC apuntan que Erika podría ser un huracán de categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5, antes de afectar a la península estadounidense.

Hasta entonces, prevén que se siga fortaleciendo y llegue este jueves a parte del archipiélago de Barlovento (Anguila, Saba, San Martín, Monserrat, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves), las islas Vírgenes y la costa este de Puerto Rico, zona que está bajo alerta de tormenta tropical por fuentes vientos y lluvias.

El NHC estima que hasta el viernes por la mañana podrían caer entre 50 y 100 milímetros de agua en el área, aunque podrían alcanzarse precipitaciones máximas de 200 milímetros.

Desde que el pasado 1 de junio comenzó oficialmente la temporada de huracanes en el Atlántico, se han formado cinco tormentas tropicales: Ana, Bill, Claudette, Danny -esta última transformada en el primer huracán de categoría mayor (3) de la temporada- y Erika.

Expertos en ciencias atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado pronosticaron el 6 de agosto que la actual temporada de ciclones estará "bastante por debajo de la media", con cinco tormentas tropicales y dos huracanes.

Esta baja actividad, explicaron, se debe al desarrollo del fenómeno de El Niño en el océano Pacífico, que inhibe la formación de tormentas en el Atlántico.