•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El aspirante republicano a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump aprovechó hoy un mitin en Carolina del Sur, en el que pidió a una asistente que confirmara que no lleva peluquín, para cargar contra el periodista hispano Jorge Ramos por su enfrentamiento en una rueda de prensa el pasado martes.

Trump inició su diatriba mostrando un ejemplar del diario The New York Times con un artículo en primera plana en el que se menciona su episodio del martes en una rueda de prensa en Iowa, en el que expulsó temporalmente al periodista de Univision Jorge Ramos por querer preguntar sobre su plan migratorio.

"Dice (el artículo) que yo entré en cólera. ¿Yo? La sala estaba llena de reporteros y este tipo (Ramos) gritó, saltándose su turno", explicó Trump, que aseguró que Ramos hizo un "discurso", no una pregunta.

En un acto en la cámara de la patronal Upstate Chamber Coalition (Carolina del Sur) más propio de un espectáculo cómico, Trump leyó el inicio del artículo del diario en el que el periodista radiofónico hispano Ricardo Sánchez se refiere a él como "el hombre del peluquín".

El magnate inmobiliario pidió a una asistente al evento subir a la tarima y certificar que él no usa un peluquín, en todo caso solo "laca".

Ramos afirmó en una entrevista con el diario The Washington Post que Trump, líder en las encuestas republicanas, "no entiende a los latinos y su importancia en el país", al tiempo que tachó de impracticable su plan de deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados y levantar un muro en la frontera con México.

"Mi plan se ha llevado tremendos aplausos. Dicen que el muro no se puede construir... pero va a ser muy bonito, tanto que algún día, cuando yo no esté, lo llamarán el muro de Trump", explicó el magnate, que aseguró que su experiencia en el mundo inmobiliario valida su plan.

El aspirante republicano, quien también aprovechó para criticar al exgobernador de Florida Jeb Bush, uno de sus principales rivales para la nominación de su partido de cara a las elecciones presidenciales de 2016, dijo que en esta campaña electoral es necesario "un tono fuerte o nos quedaremos sin país".

El multimillonario, acusado de no dar detalles de su programa electoral, llamó a los funcionarios del Gobierno "ladrones", "incompetentes" y "malos gestores", y siguió presumiendo de ser el mejor candidato en todo, excepto "en hacer pausas cuando me aplauden", mientras recibía ovaciones de pie de la audiencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus