•   Viena, Austria  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

La policía austriaca encontró ayer los cuerpos de decenas de inmigrantes en un camión, una tragedia que la canciller alemana Angela Merkel calificó de “advertencia” para Europa, presionada para que resuelva la creciente crisis migratoria.

El macabro hallazgo fue anunciado en momentos en que Merkel participaba en Viena en una cumbre con los dirigentes de los países de los Balcanes, que exigieron un “plan de acción” de la UE para contener esta ola migratoria que los afecta directamente.

De acuerdo con la Policía, el vehículo, que contenía entre 20 y 50 cuerpos, fue encontrado abandonado en un área de descanso de una autopista del estado de Burgenland (este), cerca de Hungría, también desbordada por la llegada masiva de migrantes.

Se calcula que las víctimas habían muerto entre 36 y 48 horas antes del descubrimiento de sus cadáveres.

“Deben tener en cuenta que ya desde afuera, de la parte de atrás del camión salía un líquido de descomposición”, dijo el director de la Policía del estado federado de Burgenland, Hans Peter Doskozil.

Operativo policial

Explicó que el compartimento de carga, tras el primer momento en que se abrió para ver lo que había dentro, no se había vuelto a abrir al menos hasta las 18:00 hora local (16:00 GMT), ya que para hacerlo se esperaba alcanzar cierto grado de refrigeración.

El camión de 7.5 toneladas y un compartimento de carga de 5 metros de longitud estaba aparcado en una zona especial para vehículos averiados en la autopista A4, entre el lago Neusiedl y la localidad de Parndorf, en Burgenland, estado fronterizo con Hungría.

La Policía lanzó una operación para dar con el conductor del vehículo y las personas que han estado vinculadas con el presunto delito de trata de personas, que se sospecha detrás de esta tragedia.

Doskozil reveló que se investiga “a un grupo de presuntos autores del crimen vinculados con una empresa eslovaca de construcción”.

Conmoción en la Unión Europea

“Esta tragedia nos ha conmocionado a todos”, declaró la ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner.

“Los traficantes de personas son criminales” que solo buscan provecho económico, agregó Mikl-Leitner, y prometió hacer todo lo posible para dar con los responsables.

“Hoy es un día sombrío (...), esta tragedia nos afecta a todos”, declaró la ministra del Interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner.

Europa se enfrenta a su mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Desde principios de 2015 ha recibido una cifra récord de migrantes procedentes de zonas de conflicto en África, Asia y Oriente Medio. 

“Estamos todos conmocionados por esta terrible noticia”, declaró la canciller alemana, Ángela Merkel, tras enterarse de lo ocurrido.

Esto “es una advertencia para que nos pongamos a trabajar, para resolver el problema y demostrar solidaridad”, añadió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus