•   Nueva Orleans, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Entre los sonidos bulliciosos de trompetas y ceremonias solemnes, Nueva Orleans conmemoró el sábado el décimo aniversario del huracán Katrina, recordando a los desaparecidos durante la tragedia y celebrando el renacimiento de la famosa ciudad de Luisiana.

A las 8:29 de la mañana (13H29 GMT), la hora en la que hace una década cedió el primer dique, las autoridades depositaron coronas de flores en el memorial a las víctimas de Katrina en el barrio del Lower Ninth Ward, uno de los más pobres de la ciudad y el más duramente golpeado por las inundaciones.

“Aunque el huracán Katrina nos puso de rodillas, no dejamos que esta tormenta nos destruyera”, declaró el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal. “Eso es debido a nuestro espíritu de resiliencia”, agregó durante la ceremonia en el cementerio Charity Hospital de Canal Street, a la que acudieron unas 400 personas.

Otros desfiles y conciertos se celebraron en diferentes puntos de la ciudad, sumergida en el olor de barbacoas.

“Hemos recorrido un largo camino, pero todavía tenemos camino por recorrer”, declaró Gwen Truhill un habitante de Ninth Ward. “Es bueno ver que la gente se reúne y recuerda los hechos. Es un poco agridulce”, dijo la mujer.

“Indoblegable”

La ceremonia en el Charity Hospital de Canal Street fue la culminación de una semana de conmemoraciones con visitas del presidente Barack Obama y el exmandatario George W. Bush. Un homenaje especial se realizó para las víctimas, cuyos cuerpos no han sido identificados. 

“Nueva Orleans será indoblegable. Todavía estamos en pie después de 10 años”, indicó a su vez el alcalde Mitch Landrieu. “Nos hemos levantado y nos levantaremos de nuevo, pero solo podremos hacerlo si nos apoyamos unos a otros y no dejamos a nadie detrás”.

La ceremonia solemne dio paso a desfiles, marchas y fiestas para cerrar una semana con tributos, conferencias y una visita del presidente Obama.

Obama viajó el jueves a Luisiana (sur), al igual que el expresidente George W. Bush (2001-2009), muy criticado por su gestión de la crisis desatada por el huracán en 2005.

Las casas coloridas sobre pilotes se observan en el mismo lugar donde antes se veían edificaciones podridas por las aguas estancadas después de las inundaciones.

La música y el olor a la gastronomía de cajun flotan de nuevo en las calles bulliciosas del barrio Francés.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus