•   Hungría  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cientos de migrantes seguían pasando este domingo desde Serbia a Hungría, pese a la valla levantada por el ejército, mientras varios dirigentes europeos instaban a actuar frente la crisis, tras la tragedia del camión abandonado en Austria.

El primer ministro francés y los jefes de la diplomacia de Francia e Italia pidieron actuar rápidamente para la concesión del derecho de asilo a los refugiados, mientras Berlín, Londres y París solicitaban una reunión ministerial en las dos próximas semanas "para avanzar de forma concreta" ante la crisis migratoria.

En un comunicado conjunto, la ministra del Interior británica, Theresa May, y sus homólogos francés y alemán, Bernard Cazeneuve y Thomas de Maiziere, recordaron "la urgencia de instaurar, a más tardar a finales de año" unos "hot spots" -centros en los que se distinguen los refugiados de los migrantes económicos clandestinos-, en Grecia y en Italia.

Los tres ministros también exigieron la elaboración de una "lista de los países de origen seguro" para "completar el régimen de asilo europeo común, proteger a los refugiados y garantizar la efectividad del regreso de los migrantes ilegales a sus países".

Italia convertirá la obtención de un derecho de asilo europeo en la "batalla de los próximos meses", afirmó este domingo el primer ministro Matteo Renzi.

Los migrantes que "huyen de la guerra, las persecuciones, la tortura, las opresiones, deben ser acogidos", afirmó de su lado este domingo el primer ministro francés, Manuel Valls.

El ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius consideró, por su parte, "inadmisible" la actitud de algunos países de Europa del este ante la crisis de refugiados.

En este contexto, los ministros del interior de la UE mantendrán una reunión de urgencia el 14 de septiembre en Bruselas.

"Con el objetivo de evaluar la situación sobre el terreno, las acciones políticas en curso y discutir nuevas iniciativas que refuercen la respuesta europea, el ministro de Inmigración y Asilo luxemburgués, Jean Asselborn, decidió organizar un consejo JAI (Consejo de Justicia y Asuntos de Interior) extraordinario", indicó en un comunicado. Luxemburgo ejerce la presidencia rotativa de seis meses de la UE.

El papa Francisco denunció la muerte de los 71 migrantes -probablemente sirios- descubiertos en un camión abandonado en una autopista del este de Austria y pidió "una cooperación eficaz" contra "crímenes que ofenden a la humanidad entera".

Jirones de ropa en la alambrada

Entretanto, cientos de migrantes seguían cruzando este domingo desde Serbia a Hungría, a pesar de que las autoridades húngaras completaron la instalación de una valla de 175 kilómetros en la frontera.

En el sur de Serbia, en medio del aire polvoriento de un centro de acogida de migrantes en Presevo, Samar, una siria de 40 años, madre de dos adolescentes, esperaba sentada sobre un trozo de cartón a que su marido finalizase las gestiones para registrarse ante las autoridades serbias.

"Lo peor de este viaje es la humillación", confió a la AFP. "Estamos en un laberinto, de una cola de espera hacia otra, y ahora aquí en Serbia, la policía nos grita como si fuéramos animales", dice entre lágrimas esta refugiada que huyó de Damasco.

Cerca de 200 personas cruzaron la frontera al amanecer, según un periodista de la AFP, y otros migrantes siguieron sus pasos durante el resto de la mañana.

La policía indicó que 3.080 refugiados entraron a Hungría el sábado.

Este domingo, pocos se deslizaban por debajo de la alambrada en la que se podían ver jirones de ropa. La mayoría pasaba por la vía férrea donde no se levantó ninguna valla y por donde los trenes pasan muy lentos.

Las autoridades húngaras instalaron tiendas de campaña, baños móviles y contenedores de basura para los migrantes. A su llegada se les conduce a un campo de registro para refugiados.

También se podía ver a miembros de las fuerzas especiales de la policía bordeando los campos con sus pastores alemanes.

En Budapest, la policía detuvo a un quinto sospechoso, un búlgaro, en el marco de la investigación sobre el camión abandonado en Austria, anunciaron este domingo las autoridades.

Cuatro hombres -tres búlgaros y un afgano- fueron detenidos el viernes y la justicia los acusa de ser los "pequeños ejecutores" de una banda de tráfico de seres humanos.

Este domingo, la Media Luna Roja libia indicó que al menos siete cuerpos yacían en la playa de Joms, a unos 120 km al este de Trípoli, tras un nuevo naufragio frente a las costas libias.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus