•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Defensoría del Pueblo de Colombia dijo ayer estar preocupada por la situación de más de 1,000 niños que “son víctimas de ruptura familiar” por la actual crisis fronteriza con Venezuela.

“Hay una cifra que nos preocupa, que supera los 1,000 niños que hoy en día son víctimas de la ruptura familiar, es decir que el padre se quedó del lado venezolano y la madre en el lado colombiano o al contrario, o que los dividen siendo varios hermanitos”, declaró a periodistas el defensor del pueblo colombiano, Jorge Otálora.

“Es un tema humanitario que hemos venido tratado con los homólogos de Venezuela a ver cómo se soluciona”, expresó el encargado del ente que vela por los derechos humanos en Colombia.

La crisis fronteriza con Venezuela comenzó hace unas dos semanas, cuando el presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de pasos fronterizos y decretó un estado de excepción en varios municipios limítrofes, tras lo cual han sido deportados más de un millar de colombianos.

Huyen de Venezuela

La decisión fue tomada tras un ataque a militares venezolanos, ocurrido días atrás en medio de una operación anticontrabando en el estado venezolano de Táchira, que el mandatario atribuyó a “paramilitares colombianos”.

Desde la emisión del decreto, otros varios centenares de colombianos han huido de Venezuela por amenazas, según dicen, y temor a las deportaciones.

De acuerdo con Otálora, en medio de esta situación, la Defensoría del Pueblo de Colombia ha recibido “1,242 quejas formales” relacionadas principalmente con abusos de autoridades venezolanas a la hora de ejecutar las expulsiones.

Crisis se profundiza

“Se han recibido 1,242 quejas formales por los deportados y por quienes han voluntariamente retornado al país”, aseguró.

La crisis bilateral se profundizó el pasado jueves, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores en medio de denuncias de violaciones de derechos humanos a los damnificados.

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de 2,219 kilómetros, en la que ambos denuncian la actividad de grupos irregulares que se lucran con el contrabando de combustible y otros productos altamente subsidiados por el gobierno venezolano.

Pide actuación de OEA

Colombia pidió este lunes la "pronta actuación" de la Organización de Estados Americanos (OEA) para solventar la crisis diplomática entre ese país y la vecina Venezuela, tras el éxodo forzado de miles de colombianos del territorio venezolano.

"Se trata de una situación humanitaria grave, compleja y que requiere una pronta reacción, expresión, actitud de todos nuestros países" americanos, dijo el embajador colombiano ante la OEA, Andrés González.

"¿Podrá la OEA mantenerse al margen o distante de una situación como esta? No lo creemos los colombianos", añadió González durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la organización.

Al respecto, el embajador venezolano ante la OEA, Roy Chaderton, defendió la decisión "democrática" de su gobierno de cerrar la frontera con Colombia y deportar a colombianos, y expresó su "sospecha" de que la reacción de Bogotá responde a intereses electorales, previos a unos comicios locales en octubre.

"Algo de sospecha nos puede quedar por la magnitud del escándalo que se ha hecho frente a una decisión soberana del gobierno de Venezuela", dijo Chaderton.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus