•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un nuevo programa de la ONU pretende ayudar a ocho países en desarrollo para que mejoren sus estrategias de adaptación frente al cambio climático, informó hoy la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La responsable de Recursos Naturales de esta agencia, Julia Wolf, explicó a Efe que se trata de un programa piloto con el que incorporar al sector agrícola a planes nacionales de adaptación al cambio climático y de mitigación de sus efectos.

Según un comunicado, la FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han acordado trabajar con diversos ministerios de Nepal, Kenia, Filipinas, Tailandia, Uganda, Uruguay, Vietnam y Zambia.

La iniciativa, financiada por Alemania con doce millones de dólares (unos 10,6 millones de euros), busca ayudar a estos países a mejorar su planificación y presupuesto a medio y largo plazo para salvaguardar los medios de subsistencia, aumentar la producción agrícola y potenciar la seguridad alimentaria.

Nepal necesita aumentar la conservación de variedades de cultivos resistentes a la sequía.También tiene por objetivo ampliar los programas de los países elegidos y mejorar sus perspectivas de acceder a mecanismos globales de financiación frente al cambio climático, como el fondo para el medio ambiente mundial y el fondo verde para el clima.

Durante cuatro años, la FAO ofrecerá asesoramiento técnico para la adaptación de estos países al cambio climático en los sectores agrícola, forestal y pesquero, mientras que el PNUD colaborará en la gestión de los riesgos climáticos, los sistemas de información, la formulación de proyectos y la coordinación entre instituciones gubernamentales.

Entre los países seleccionados, Nepal necesita aumentar la conservación de variedades de cultivos resistentes a la sequía y reducir los riesgos para los agricultores tras las devastadoras consecuencias que dejaron varios terremotos este año, según la nota.

En Uganda, se vinculará un sistema de alerta temprana frente a los riesgos del clima con otros proyectos que promueven la educación de los campesinos en el uso de semillas y plantas resistentes a la sequía o el aumento de plantaciones de eucalipto para obtener carbón.

La ONU ampliará sus esfuerzos en Filipinas para hacer un mapa de la vulnerabilidad ante la inseguridad alimentaria por el cambio climático, mientras que en Uruguay trabajará para restaurar pastizales degradados y ecosistemas amenazados de la costa.

Según la FAO, se espera que diversos países en desarrollo sean los más afectados por los efectos del cambio climático en la agricultura, sector del que dependen para su subsistencia tres cuartas partes de la población pobre en el mundo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus