•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Unos dos millones de personas de Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua sufren escasez de alimentos y problemas de desnutrición como efecto de una sequía producto del cambio climático, advirtieron este jueves organismos no gubernamentales de la región.

Representantes de la Mesa Nacional de Riesgos (MNGR), un organismo que agrupa organizaciones sociales y ambientalistas de Centroamérica, señalaron en conferencia de prensa en Managua que las ayudas estatales a las poblaciones afectadas son insuficientes.

El problema será analizado por los activistas en un foro sobre el fenómeno climático El Niño y sus efectos en el istmo, que cuenta con el apoyo de la Agencia Católica Irlandesa para el Desarrollo (Trocaire).

La sequía que afecta a Centroamérica por segundo año consecutivo suma sus efectos a los de la plaga de la roya del café, que causó pérdidas de empleos y de ingresos para las familias campesinas.

En Honduras el gobierno declaró una emergencia alimentaria debido a que "el panorama es sumamente crítico", ya que la sequía ha dejado sin alimentos a unas 968.000 personas, dijo el representante de la MNGR de ese país, José Ávila.

El plan gubernamental prevé una asistencia inmediata mediante la entrega de alimentos a 468.000 personas que habitan en el llamado corredor seco, que cubre a 13 de 18 departamentos del país, indicó Ávila.

Moisés Batres, representante de la MNGR de El Salvador, reveló que "hay personas que se acuestan sin comer todo el día (...) comen los niños y los adultos no. A eso nos enfrentamos".

"Si eso no es hambruna es hambre de días" comentó Batres, tras señalar que en El Salvador hay unas 15.654 personas que para sobrevivir han recurrido a vender sus herramientas de trabajo, a pedir créditos o a emigrar a otras zonas o fuera del país.

Guatemala es uno de los países más afectados por el déficit de lluvias, con zonas en las que cultivos como frijol y maíz reportan pérdidas de hasta el 100%, aseguró la activista de Acción Ciudadana de Guatemala, Luisa Donado.

Las víctimas de este fenómeno, concentradas en 40 municipios del país, suman 924.000, aseguró Donado.

El gobierno de Nicaragua desestimó declarar una alerta para atender a los afectados por la sequía, pero dispuso enviar unas 8.900 raciones de alimentos a igual número de familias y brigadas médicas para atender los casos de desnutrición.

El presidente Daniel Ortega mencionó que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) dispuso una asistencia de 250.000 dólares para cada país.

El mandatario estimo, sin embargo, que 250.000 dólares es lo que invierte el gobierno en la entrega de alimentos a la población en tiempo normal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus